Preocupa el estado del Carlos Tartiere

La incesante lluvia que ha caído sobre la capital asturiana ha afectado de manera negativa al césped del estadio carbayón

cesped Carlos Tartiere

Oviedo

A menos de 24 horas para la celebración del Real Oviedo - Cádiz, el césped del Carlos Tartiere ha vuelto a conseguir protagonismo. Las fuertes lluvias que han asolado a Asturias en las últimas semanas han provocado que el terreno de juego muestre una imagen negativa para la práctica del fútbol. 

El fin de semana pasado ya se tuvo que suspender el derbi de filiales que iba a enfrentar al Vetusta y al Sporting B. La imagen de hoy no invita demasiado al optimismo, con zonas del verde muy encharcadas y con abundante agua. Por suerte para el Real Oviedo, la predicción meteorológica le es favorable. Dejará de llover en las primeras horas del domingo y aguantará estable hasta el próximo lunes, con temperaturas que oscilarán entre los 7 y los 3ºC. 

Ya se jugó en situaciones similares

No hay que olvidar tampoco que no es la primera vez que el club carbayón se ve en una posición parecida. Sin ir muy lejos, la temporada pasada hubo dos encuentros en los que la meteorología fue el principal enemigo de los azules. En la previa del derbi frente al Sporting, un nuevo frente asoló la capital y puso en riesgo la celebración del partido. Al final, el buen trabajo de los servicios de cuidado del césped permitieron que el encuentro se disputase sin ningún tipo de problema. 

Diferente fue ante el Osasuna. Aquel día, asturianos y navarros se vieron las caras sobre un césped tremendamente encharcado y que deslució por completo el espectáculo. Está por ver cómo progresa el estado del Carlos Tartiere. Lo único claro es que mañana no presentará un verde en óptimas condiciones. 

Comentarios

Preocupa el estado del Carlos Tartiere