Una derrota que cuesta 200.000 euros

El gol de Xisco evitó que el Real Oviedo acabase la temporada en séptimo lugar

Roberto Torres intenta superar a Alfonso mientras Carlos Hernández sigue la jugada
Roberto Torres intenta superar a Alfonso mientras Carlos Hernández sigue la jugada

Oviedo

Como ya publicó este diario hace tres semanas, el Real Oviedo, además del deseado playoff de ascenso, se jugaba en estas últimas jornadas una importante cantidad de dinero. El 15% de los ingresos por televisión en Segunda División se reparten en base a la posición liguera, así que ese famoso límite salarial que condiciona los proyectos de todos los clubes de la categoría se empezaba a decidirse en el terreno de juego.

Con el Sporting ganando al Cádiz desde el minuto 13 de partido, el empate entre Deportivo y Córdoba evitaba la entrada del Real Oviedo al playoff, pero el 0-0 que por entonces campeaba en el luminoso de El Sadar sí le daba a los azules el séptimo puesto. Ya en el segundo tiempo, con el Dépor ganando cómodamente, el conjunto carbayón no pudo aguantar el resultado y el gol de Xisco a poco más de 20 minutos del final devolvió al Cádiz al séptimo puesto, posición donde comenzó la jornada.

En los últimos minutos Sergio Egea dio entrada a Ibra y Steven con la intención de acumular futbolistas ofensivos cerca del área rival y gozar de alguna ocasión para conseguir la igualada, pero no pudo ser. Así las cosas, y teniendo en cuenta las cifras de las últimas temporadas, ese gol rojillo le costó al Real Oviedo unos 200.000 euros, que es la diferencia entre quedar séptimo (alrededor de 1,2 millones de ingresos) y octavo (1 millón). 

Comentarios

Una derrota que cuesta 200.000 euros