Despedidas amargas

El partido ante Osasuna podría ser el último de varios componentes de la plantilla azul

Javi Hernandez Xisco Osasuna Real Oviedo Carlos Tartiere.Javi Hernández trata de impedir el avance de Xisco
Javi Hernández trata de impedir el avance de Xisco

Oviedo

Se terminó la temporada y con ella llegan los eventos propios del verano: confirmaciones, renovaciones, salidas, ventas, fichajes, rescisiones... El orden natural en el mundo del balompié. Es por ello que en el tarde noche de ayer, el de El Sadar, puede haber sido el último partido para varios miembros de la plantilla azul

Dos son los futbolistas que no tienen contrato en vigor para la temporada que viene: Juan Forlín y Carlos Martínez. Ambos tienen muy complicado, por no decir imposible, continuar en la capital del Principado la próxima campaña por diferentes motivos. 

El argentino llegó a Oviedo con un contrato para dos temporadas que se cumplen este 30 de junio. El pasado año ya dejó entreabierta la puerta a su futuro y esta campaña será la última como azul. Las lesiones lastraron su participación durante todo el curso. Desde la llegada de Egea no ha jugado ningún minuto, principalmente por pequeñas molestias que no le impedían entrenar con normalidad, pero sí jugar. No ha habido parte médico oficial en estos dos meses de campeonato. 

Carlos Martínez, por su parte, llegó directamente de la Real Sociedad, el equipo de su vida. El navarro tardó en entrar en dinámica del primer equipo y nunca ha tenido la continuidad necesaria para asentarse en la titularidad. En total, 14 encuentros disputados que rozan los 1.000 minutos como oviedistas. Diegui Johannesson, la confirmación de Viti como hombre que puede ejercer en toda la banda y la promoción de Lucas Ahijado le cierran la puerta a su continuidad. 

Habrá salidas de jugadores con contrato

Fuera de Forlín y Carlos Martínez, el grueso de la actual plantilla del Real Oviedo tiene contrato en vigor para la campaña que viene (incluidos la inmensa mayoría de los canteranos). Esto no implica que todos vayan a continuar vistiendo la camiseta azul el próximo curso. 

Oswaldo Alanís, por ejemplo, tiene abierta la puerta a su continuidad. El central mexicano y el Grupo Carso tienen una relación estrecha. Se agradece su esfuerzo económico para recalar en la capital del Principado y se entiende que tiene ofertas muy interesantes sobre la mesa. La primera de ellas es del Chivas. Una proposición que ha cogido mucha fuera en las últimas fechas. 

El capitán oviedista, Toché, también dejó en el aire su posible continuidad. El atacante ha renovado su vinculación con el club carbayón una temporada más tras haber alcanzado los objetivos en su contrato. Sin embargo, delantero y club se tendrán que sentar a hablar en los próximos días para llegar a un acuerdo. A principio de año, la idea del murciano era jugar una temporada más como mínimo de forma profesional, ya fuera en el Principado o en su Murcia natal. 

Se estudiará a los cedidos uno a uno

El caso de los cedidos necesita un análisis individualizado por parte de la dirección deportiva. Desde el seno de la entidad oviedista, se valora muy positivamente el año y el crecimiento de Javi Hernández. Es por el jerezano por el futbolista que se harán los mayores esfuerzos para su continuidad. El no ascenso del Castilla le otorga al Oviedo la exclusividad en Segunda, pero la intención del Real Madrid es que juegue en Primera División o en la máxima categoría de alguna liga europea. 

Yoel Bárcenas también es un caso especial. Su cesión estaba acompañada de una cláusula de compra que se elevaba en torno al millón de euros. El panameño ha tenido altibajos en su primer año en Europa, pero ha despertado el interés de varios clubes gracias a sus seis goles. Ninguna opción está descartada con él a estas alturas. 

En último lugar, Javi Muñoz regresará al Alavés tras una cesión que ha ido de más a menos. Se le fichó para completar un centro del campo con capacidad de dominar encuentros a través del balón, pero la realidad le ha terminado relegando al banquillo. Su último partido como azul coincidió con el último de Juan Antonio Anquela al frente del Real Oviedo. 

Comentarios

Despedidas amargas