La oportunidad más esperada

Analizamos a los siete futbolistas del Vetusta que jugarán en el primer equipo del Real Oviedo en la 19/20

De izquierda a derecha: Jimmy, Cortina, Borja, Lucas, Steven, Ugarte y Viti
De izquierda a derecha: Jimmy, Cortina, Borja, Lucas, Steven, Ugarte y Viti

Oviedo

Hay que remontarse al verano del 2003 para ver en el Real Oviedo un ascenso tan numeroso de jugadores del Vetusta al primer equipo. Por aquel entonces, el club carbayón recurrió a El Requexón en un momento de extrema necesidad, cuando la supervivencia de la entidad pendía de un hilo. Ahora, después de que el filial completase la mejor temporada de su historia en Segunda B, el talento de casa será parte activa del nuevo proyecto carbayón.

¿Cómo son estos futbolistas y qué pueden dar al primer equipo? Analizamos los puntos fuertes de los siete jugadores azules y su posible acoplamiento a un plantel que, a falta de retoques y la confirmación de Sergio Egea como líder desde el banquillo, ya tiene forma.

Lucas Ahijado, 24 años. Lateral derecho

Tras seis temporadas en el filial, Lucas tendrá la oportunidad de su vida después de ser uno de los mejores laterales de la Segunda División B. El ovetense, que ya había debutado con el primer equipo azul en la división de bronce a los 19 años, es uno de los futbolistas de El Requexón que más ha evolucionado en las últimas temporadas y acabó la 18/19 como el jugador con más partidos disputados del Vetusta.

Extremo en categorías inferiores, Luis Arturo retrasó su posición hace dos cursos para que, como lateral o carrilero, aprovechara más aun su potencia y así hacer daño al rival. Con Javi Rozada siguió mejorando y ya es un lateral a tener muy en cuenta, capaz de presionar a alta intensidad durante los 90 minutos y de llegar con frescura y lucidez a posiciones de peligro. Además, esta temporada ha dado un paso adelante en lo que a defensa del uno contra uno se refiere. El curso que viene se jugará el puesto con Diegui Johannesson en una preciosa batalla mucho más igualada de lo que parece.

Andoni Ugarte, 24 años. Central

El guipuzcoano, canterano de la Real Sociedad, llegó el pasado verano para aportar su experiencia en Segunda B a una plantilla que, en su mayor parte, se estrenaba en la categoría y cumplió con creces (jugador con más minutos del filial). Su planta imponente parecía una garantía a la hora de competir en el siempre duro grupo II, pero Ugarte ha dado más cosas y ahora mismo es, junto a Carlos Hernández, el único central puro del primer equipo.

Aunque al principio sufría en el sistema de Javi Rozada, ese que le obligaba a defender lejos de su portería con el objetivo de que el equipo se mantuviese junto y robase cuanto antes el balón, con el paso de los partidos se fue adaptando hasta disimular al máximo su no muy potente punta de velocidad. Aunque es un perfil similar al de Carlos Hernández, su paso por Zubieta y seguramente las exigencias de este curso en el filial azul le han hecho ser más aseado con balón que el jienense, sobre todo a la hora de perfilarse para recibir u ofrecer un apoyo.

Jimmy, 22 años. Mediocentro

Después de ser clave en el asentamiento del Vetusta en la parte alta de la tabla, se convirtió en la gran aparición del curso en el primer equipo. Muchos de los que le han visto jugar en los últimos años no les pilló por sorpresa el rendimiento mostrado por el ovetense en su debut en el fútbol profesional, pero llegar a la élite y no salir del once titular no entraba ni en las predicciones más optimistas.

Jimmy destaca por su entendimiento y lectura del juego, ese que le permite estar casi siempre bien colocado para ofrecer la mejor de las salidas o para robar un balón. Además, en campo contrario no se esconde, se ofrece y busca ese pase tan preciado que pueda romper la línea de presión rival. Titular para Anquela y Egea, será junto a Folch el centrocampista de corte más posicional del Real Oviedo.

Edu Cortina, 22 años. Centrocampista.

El capitán del Vetusta representa la historia soñada de cualquier canterano: tras vestir la camiseta del Real Oviedo en alevines, infantiles, cadetes, juveniles y filial, le llega por fin la oportunidad de ganarse un sitio en el primer equipo. En las dos pretemporadas a las órdenes de Anquela fue uno de los canteranos que más gustaba al jienense, pero dejó de estar en el día a día del primer equipo a finales de octubre y su debut en Copa y Liga, ante Mallorca y Lugo, fueron los únicos encuentros disputados con el primer equipo.

Centrocampista versátil, el fichaje de Lolo González le desplazó y le obligó a jugar en posiciones más cercanas a la delantera que a la medular, algo que redujo su nivel. Cuando el gaditano pasó al centro de la zaga, Cortina volvió a su sitio habitual y mostró todo su potencial. Capaz de jugar en un doble pivote o como interior en una línea de tres, se asocia bien por dentro y le gusta llegar desde segunda línea. Si Jimmy y Folch son dos perfiles más posicionales, Tejera y Edu serán los más móviles del abanico azul en la medular.

Viti, 21 años. Extremo

En dinámica del primer equipo durante gran parte de la temporada, las lesiones le han dado un respiro y 'La bala de Laviana' por fin se pudo mostrar en el fútbol profesional. Anquela lo utilizó de lateral, carrilero y extremo, su posición natural. Explosivo y vertical, su carácter caló en el Carlos Tartiere desde el principio.

Aunque todavía puede mejorar en la toma de decisiones, sobre todo en los metros finales, Viti ha dado un paso adelante en este aspecto en los últimos meses, ofreciendo soluciones y moviéndose bien a la espalda de los defensores. Si consigue completar la pretemporada sin sobresaltos, veremos hasta donde puede llegar. De momento, Omar Ramos y Viti son los únicos especialistas de la plantilla para jugar desde el flanco derecho.

Borja Sánchez, 23 años. Centrocampista/extremo.

El gran talento del Vetusta de las últimas dos temporadas. A pesar de esto, el ovetense tuvo pocas oportunidades arriba y solo se enfundó la camiseta del primer equipo en Tarragona, a finales de octubre, cuando disputó poco más de cinco minutos en su debut en el fútbol profesional. Aunque puede jugar como interior o mediapunta, Rozada le situó en la banda izquierda y a partir de ahí el ovetense se movía por todo el frente de ataque.

Su habilidad con las dos piernas y un imponente uno contra uno le permitía desbordar tanto por fuera como por dentro, combinando con compañeros y buscando paredes. Sublime casi en cualquier acción técnica, su primera vuelta, cuando lideró al equipo y marcó cinco de sus seis goles de la 18/19, fue muy superior a una segunda en la que le costó aparecer con regularidad. Junto a Saúl y Omar Ramos formará ese grupo de jugadores de tres cuartos capaces de participar en la elaboración y en la finalización de jugadas.

Steven Prieto, 21 años. Delantero.

El otro representante, junto a Viti, de la generación del 97 que devolvió hace tres años al Real Oviedo a la Copa del Rey juvenil. Delantero de área y que está cómodo buscando el desmarque de ruptura a la espalda de los centrales, en la 17/18 debutó a lo grande en el fútbol profesional, sumando una asistencia y un gol, ante Valladolid y Granada respectivamente, en apenas 40 minutos. Pero esto no le valió para quedarse.

En dinámica del primer equipo desde la pretemporada, ese estar a caballo entre filial de Rozada y el conjunto de Anquela le tuvo sin apenas minutos de competición desde noviembre a finales de enero. Después, y por mucho que lo intentara en cada encuentro, no estuvo acertado de cara a puerta. Su trabajo entre los centrales rivales era aprovechado por Ernesto, pero al final un delantero vive de los goles y el ovetense pasó de 21 a tan solo 3. Joselu e Ibra, de momento, serán su competencia directa.

Comentarios

La oportunidad más esperada