Las notas de junio (III): Medular

Analizamos y puntuamos, línea por línea, la temporada de los jugadores del Real Oviedo

Tejera se lleva un balón ante José Mari, con Boateng en el suelo
Tejera se lleva un balón ante José Mari, con Boateng en el suelo

Oviedo

Finalizado el curso, toca recoger las notas. El Real Oviedo se volvió a quedar cerca del playoff aunque, como en las dos últimas temporadas, llegó a la jornada 42 con opciones de luchar por el ascenso en la promoción. No se consiguió y ahora toca hablar de lo que ha sido esta 18/19. La Voz de Asturias analiza y puntúa, línea por línea, al conjunto carbayón.

Después de una pretemporada enfocada en trabajar una idea de juego, el cambio que Juan Antonio Anquela realizó tras las primeras jornadas del campeonato encontró en los centrocampistas del Real Oviedo a los primeros damnificados. Ya no era simplemente una cuestión numérica, es que los roles de los propios futbolistas cambiaron por completo. Y todo fue a peor.

Sergio Tejera: 8

Desde muy pronto el catalán se erigió como uno de los futbolistas más importantes del Real Oviedo. Dejó buenos encuentros como pivote del 4-3-3 y lideró el ataque azul cuando Anquela volvió a los tres centrales y carrileros. Su intensidad (a veces demasiada) en la presión y su zurda de seda encandilaron a un Tartiere que le ovacionó desde el principio. Su lesión tras el derbi de El Molinón condicionó demasiado las posibilidades del conjunto azul en la recta final del curso y emborronaron un poco la temporada del '20', pero fue con diferencia una de las grandes noticias de la 18/19.

Ramón Folch: 4

Pieza indispensable para Juan Antonio Anquela, cuajó una temporada muy inferior a las que firmó antes con el propio Oviedo y el Reus. Una lesión en pretemporada le hizo perderse el primer mes de competición, pero volvió a lo grande en Lugo haciendo el que seguramente fuese su mejor encuentro del curso. No hubo muchos más. No tan fiable como acostumbraba sin balón, con el esférico le costó ser preciso durante prácticamente todo el año, no aportando soluciones a un equipo sin un sistema colectivo fiable. El objetivo es claro: olvidar los malos momentos y pensar en la 18/19. Folch tiene nivel para ser importante en esta categoría.

Javi Muñoz: 4,5

Sus primeros meses en el Real Oviedo fueron de jugador importante y poco visto en los últimos años en la capital del Principado. Encajaba a la perfección en el centro del campo, aportando fluidez en la circulación e incluso atreviéndose con conducciones dirección al área rival. Con el paso del tiempo, se fue diluyendo hasta ser un habitual del banquillo. El contexto no era el ideal para su fútbol, pero cuando el equipo más necesitaba que alguien diese un paso adelante el de Parla no supo darlo. 

Richard Boateng: 4

Tres buenas jornadas y ya. Boateng, que también había jugado como pivote e interior, llamó la atención de la Segunda División tras una temporada muy potente con el Melilla actuando como mediapunta con llegada, puesto que en ningún momento del curso existió en el Real Oviedo 18/19. Como interior de ida y vuelta dejó buenas actuaciones, pero en ataque posicional y recibiendo de espaldas las carencias del ghanés aparecieron. A partir de mediados de octubre su incidencia se redujo casi a la nada, fichando por el Alcorcón en el mercado de invierno.

Jimmy: 8

La noticia más esperanzadora del curso. El canterano llevaba años demostrando en el Vetusta que podía tener dentro un proyecto de mediocentro muy interesante y, en su primera oportunidad con el primer equipo, se encargó de demostrarlo. Se aprovechó de las bajas para ser titular ante el Deportivo en la jornada 32 y ya nadie le apeó del once inicial. Tácticamente un seguro, es fiable con balón y lee y entiende el juego a la perfección. El club no esperó mucho y a principios de mayo le renovó hasta 2022 y con ficha del primer equipo.

Comentarios

Las notas de junio (III): Medular