Comienza la reconstrucción

El Real Oviedo recibe al Extremadura en el estreno de Javi Rozada como técnico del primer equipo

Rozada, de espaldas, en un entrenamiento con el primer equipo
Rozada, de espaldas, en un entrenamiento con el primer equipo

Oviedo

El contador vuelve a estar a cero. El Real Oviedo ha perdido casi dos meses y tiene que empezar a construir su temporada desde la jornada 6 de la competición, pero parece convencido de que puede lograr reconducir la situación. Sobre todo Javi Rozada. El ovetense afronta ante el Extremadura (19:00 horas) su debut en el banquillo del primer equipo y reenganchar al Carlos Tartiere es su principal objetivo. 

Un once con muchas opciones

«Para mañana focalizamos todo en que seamos valientes y ambiciosos. Saldremos desde el primer minuto a por el rival. Eso es lo que quiero transmitir, eso se verá. Luego el partido tiene sus matices», decía Rozada en rueda de prensa. Independientemente de quién juegue, el ovetense siempre quiere ser ese tipo de equipo. No lo negocia. 

Siempre es difícil saber qué alineación presentará un técnico nuevo. De las tres sesiones realizadas, dos han sido a puerta cerrada y la que no solo contó con los que no jugaron ante el Elche, así que la incógnita es total. Con Champagne asentado en la portería, la baja de Lucas Ahijado, que iba a ser titular, podría aupar a Diegui Johannesson al lateral derecho. Si Mossa conserva su puesto en el flanco izquierdo, el eje de la zaga se lo jugarían Arribas, Christian y un Carlos Hernández que vuelve a la convocatoria. 

La medular, con la baja de Tejera por sanción, tiene un regusto al Vetusta del pasado curso. Lolo y Jimmy, como ya hiciesen en el filial, apuntan a pareja en el doble pivote. A partir de ahí las posibilidades son inmesas. Cortina jugó muchos partidos delante del gaditano y el ovetense, pero Bárcenas, Omar Ramos e incluso Berjón también podrían jugar en la media punta. Sangalli parece un fijo en la derecha y Borja Sánchez, por fin, tiene posibilidades reales de partir desde la izquierda. Arriba jugará Ortuño.

El rival y el aspecto mental

«No estamos preparando el partido pensando mucho en el rival, nos centramos en nosotros». Así de tajante se mostraba ayer Rozada. El técnico, familiarizado con la Segunda B por obligación, necesita una semana más tranquila para analizar en profundidad a sus rivales. Tres días de entrenamiento son muy pocos y sacar lo mejor de sus futbolistas era lo más urgente.

La clasificación actual, colistas con un punto, te obliga a ganar, pero comenzar a construir esas bases que cimentarán el Oviedo de las próximas semanas es la gran obsesión de Rozada. Por eso en estas primeras horas trabajar en función al rival no es lo más urgente. «Crear unos hábitos como los del filial. Eso es lo más importante, por encima del resultado. Me centro en eso».

En frente un Extremadura que tampoco atraviesa su mejor momento. Los de Almendralejo, junto al propio Oviedo y la UD Las Palmas, son el único equipo de la categoría que todavía no han ganado un encuentro y llegan al Carlos Tartiere tras caer en La Romareda. En las filas azulgranas está el exoviedista David Rocha, sin minutos en la presente temporada hasta la fecha.

Posibles alineaciones

Real Oviedo: Champagne; Diegui Johannesson, Arribas, Bolaño, Mossa; Jimmy, Lolo; Sangalli, Bárcenas, Borja Sánchez; Ortuño.

Extremadura UD: Casto; Díez, Pardo, Borja Granero, Caballo; Sergio Gil, Zarfino, Lomotey;  Kike Márquez, Willy, Nono.

Colegiado: Iosu Galech Apezteguía, del Comité de Árbitros de Navarra.

Comentarios

Comienza la reconstrucción