Un rendimiento no aprovechado

El Real Oviedo, colista de la categoría tras siete jornadas, tiene en sus filas al pichichi de la misma

Ortuño celebra su gol ante la Ponferradina
Ortuño celebra su gol ante la Ponferradina

Oviedo

Cinco goles en siete encuentros en un equipo que tan solo ha sumado dos puntos. Habría que tirar de hemeroteca, pero pocas veces se ha dado está rentabilización tan ínfima de un goleador. Es lo que pasa actualmente con Alfredo Ortuño y el Real Oviedo. 

Con su tanto de ayer en El Toralín, Ortuño encabeza la tabla de goleadores de Segunda División junto a Sekou Gassama y Christian Stuani. El primero es el delantero del Almería, líder de la categoría con 17 puntos. El segundo, seguramente el ariete mejor pagado de LaLiga SmartBank, lidera un Girona que acumula 10 puntos. Las diferencias son abismales. 

Si echamos un vistazo a las últimas cuatro temporadas del conjunto carbayón en el fútbol profesional, podremos ver que casi ninguno de los delanteros azules habían alcanzado estas cifras tan pronto. En la 15/16, la primera tras el ascenso, allá por la jornada 7 Linares sumaba tres tantos, mientras que Toché, que acabó el curso con 17, acababa de estrenar su casillero en dicha fecha.

Ya en la 16/17, con Fernando Hierro a los mandos, Toché llegó con dos goles a la jornada 7. Una temporada después, la primera de Juan Antonio Anquela en el banquillo azul, encontramos el único precedente que iguala a Alfredo Ortuño. El propio Toché, antes de caer lesionado, también anotó cinco goles en siete encuentros. Eso sí, en esos cuatro partidos en los que llegaron los tantos, el Oviedo sumó dos victorias y dos empates. 

Dos puntos. Eso ha sido lo que ha sumado el Real Oviedo gracias al olfato de Ortuño. El empate ante Lugo y Extremadura es el único botín que han sacado los azules del gran momento del delantero de Yecla, que también anotó en las derrotas ante Fuenlabrada, Mirandés y Ponferradina. Tres recién ascendidos, por cierto. 

Comentarios

Un rendimiento no aprovechado