Rozada comienza a implantar su sello

Sesión muy intensa del Real Oviedo en El Requexón, que ya piensa en el encuentro ante el Zaragoza

Jugadores del Real Oviedo durante un entrenamiento
Jugadores del Real Oviedo durante un entrenamiento

Oviedo

Después de disfrutar de un día de descanso tras el encuentro ante la Ponferradina, el Real Oviedo ya trabaja en El Requexón pensando en la visita del Real Zaragoza del próximo domingo (Carlos Tartiere, 18:30 horas). 

Ya en su primera semana completa de trabajo, Javi Rozada no ha querido desaprovechar ni una sesión y dirigió un entrenamiento muy intenso en el que ya se pudieron ver varias claves de lo que quiere para su Oviedo. El técnico contó con toda la plantilla del primer equipo a excepción de Sergio Tejera, que tiene unas molestias en el tobillo y no salió por precaución. Del Vetusta estuvieron Riki, Viti y Obeng, además del guardameta Jaume Valens.

Tras el calentamiento y unos rondos móviles, una posesión de 9x9 y dos comodines fue la protagonista durante 20 minutos. La principal premisa del ejercicio fue trabajar la presión tras pérdida y el juego interior para luego dar amplitud. Rozada y Benavides pararon una vez la posesión para dar indicaciones a sus futbolistas y pedir más intensidad en el robo. 

Después, los titulares del primer equipo y el Vetusta se fueron a estirar, siendo Borja Sánchez el único de los que jugó más de 45 minutos el domingo en continuar la sesión con los suplentes. Fue en esos partidillos reducidos cuando Alejandro Arribas, muy dolorido, se tuvo que retirar tras un mal giro en el tobillo derecho.

Mañana, a las 10:30 horas, el Real Oviedo volverá a los entrenamientos en El Requexón. Hay que recordar, que mañana miércoles también se ejercitarán en horario vespertino. 

Comentarios

Rozada comienza a implantar su sello