Oportunidad de asomar la cabeza

Después de su primera victoria del curso, el Oviedo puede salir del descenso si gana el domingo al Numancia

Los jugadores del Oviedo celebran el 1-0 al Lugo
Los jugadores del Oviedo celebran el 1-0 al Lugo

Oviedo

Con la deseada victoria ante el Tenerife todavía en el paladar del oviedismo, el Real Oviedo debe afrontar este domingo una nueva batalla de esta guerra tan particular como es la Segunda División. Los tres puntos del Heliodoro Rodríguez López deben cambiar la temporada carbayona, pero ahora hay que demostrarlo. 

Al margen del juego y las sensaciones, uno mira a la clasificación y se da cuenta de que los de Javi Rozada pueden finalizar el fin de semana enganchados de nuevo al tren de la categoría. Algo que, por cierto, tiene mérito cuando minutos antes de arrancar el encuentro en Tenerife los puestos ajenos al descenso estaban a cinco puntos.

El Extremadura ocupa la decimosexta con nueve puntos, tres más que el Real Oviedo. Sporting (once puntos), Tenerife (once) y Ponferradina (diez), navegan por encima de los de Almendralejo. Si los azules vencen al Numancia, la zona media de la clasifiación dejará de ser una quimera de cara a los jornadas más próximas. 

Hay que decir que, y aunque en esta categoría lo de los rivales difíciles y fáciles es un concepto muy poco fiable, el Real Oviedo tendrá el siguiente calendario tras la visita de los sorianos: Albacete, Málaga y Huesca a domicilio, Girona, Almería y Sporting en el Carlos Tartiere. Comienza lo bueno. 

Comentarios

Oportunidad de asomar la cabeza