Bárcenas: «Tuvimos intensidad, pero en el fútbol pasan cosas que no se explican»

«Debíamos ganar el partido. A pasar página y olvidarnos de esto», dice el atacante del Real Oviedo tras la derrota en Copa

Yoel Bárcenas en El Requexón
Yoel Bárcenas en El Requexón

Oviedo

Recién aterrizados en Oviedo tras caer ayer en Badalona, Yoel Bárcenas fue el encargado de dar la cara en la sala de prensa de El Requexón. El atacante panameño, titular en tierras catalanas, habló del encuentro copero, de cómo está el equipo y de la importancia de ganar en Santander.

Cómo vio el partido

«Debíamos ganar el partido, pero en el fútbol pasan estas cosas que no se explican. A pasar página y olvidarnos de esto».

«Intensidad sí tuvimos. El árbitro no pitó alguna cosa que para mí influyó en el partido, pero no es excusa. Se perdió y el equipo es consciente de ello».

«Hablamos entre los compañeros de la importancia del partido, sobre todo para los jugadores que no están teniendo tantos minutos. La sensación es que debíamos ganar y no se logró. Olvidar el tropiezo, que no lo teníamos contemplado, y a centrarnos 'a full' en la Liga y tratar de salir de abajo».

La importancia de ganar al Racing

«En la situación en la que estamos todos los partidos son importantes. Es un partido que puede cambiar la situación a la vuelta de vacaciones y el grupo lo sabe. Hay que preparar bien el encuentro y a ver si podemos sacar un buen resultado en El Sardinero».

«Es un poco raro porque habíamos sumado dos victorias y ahora perdemos dos en una semana. Pueden regresar las dudas, pero hay que estar tranquilos, estamos haciendo las cosas bien. El míster también lo plantea bien, pero en el campo pasan cosas que a veces no se explican. Hay que olvidarlo y mentalizarnos de que todavía podemos cambiar la situación».

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Bárcenas: «Tuvimos intensidad, pero en el fútbol pasan cosas que no se explican»