El mercado pasa al primer plano

Finalizada la primera vuelta y ya en vacaciones, la dirección deportiva del Real Oviedo trabaja para reforzar la plantilla

Arnau y Rozada charlando en El Requexón
Arnau y Rozada charlando en El Requexón

Oviedo

Llegó el momento de Francesc Arnau. El balón no volverá a rodar hasta el 5 de enero y los focos apuntan al nuevo director deportivo del Real Oviedo, que ya trabaja a destajo para reforzar una plantilla que tiene varios frentes abiertos. A su lado está, desde hace unos días, David Comamala, secretario técnico del club azul recién llegado desde el Nàstic de Tarragona.

Gestionar las salidas

El límite salarial carbayón no puede estar más ajustado y, para que haya fichajes, es indispensable que también haya salidas. Y tres son los nombres en la rampa de salida azul: Diegui Johannesson, Joselu y Omar Ramos. El primero, que se ha quedado en la grada en 15 de los 16 partidos que Javi Rozada ha dirigido, es el que más opciones tiene de marchar y su destino podría ser la propia Segunda División o algún conjunto de la zona noble de Segunda B.

Por su parte, Joselu y Omar Ramos plantean un problema un poco mayor al club azul. Sin contar para el técnico en las últimas jornadas, ambos tienen dos de los salarios más altos de la plantilla y no habría tantos equipos en la categoría dispuestos a realizar dicho esfuerzo. En el día de su presentación, Arnau habló de «intercambiar fichas con diversos clubes que tengan otras necesidades», así que estos dos jugadores podrían salir de esa manera. 

El director deportivo catalán, por cierto, también dijo que una de las líneas de actuación era «intentar recuperar a jugadores que no están rindiendo y que pueden ser los mejores fichajes de invierno». Quién sabe si Joselu y Omar Ramos, en el caso de no encontrar destino, pudiesen ser los mejores refuerzos para Javi Rozada. Parece difícil, eso sí.

Semanas para no precipitarse

No es el mercado de invierno una ventana en la que prime la velocidad a la hora de fichar. Conocer tus necesidades, buscar el perfil adecuado y contar con que el periodo de adaptación es mínimo y la necesidad de rendimiento inmediato una realidad. Esas son las claves de enero. 

El primer equipo azul volverá a los entrenamientos el lunes 30 y jugará su primer partido del año el domingo 5 de enero. Parece muy complicado que Javi Rozada pueda contar con algún fichaje para dicho encuentro ante el Málaga, así que precipitarse no parece una opción.

Un central o un lateral zurdo, un centrocampista y un atacante que pueda jugar en la línea de mediapuntas o incluso como segunda punta. A priori, esos son los perfiles que busca la dirección deportiva azul. Turno de Arnau. 

Comentarios

El mercado pasa al primer plano