Las notas: Dos puntos que se escapan

El Real Oviedo, que se adelantó en Vallecas, empata ante el Rayo en un encuentro que podría haberlo manejado mejor y no ganó por otro penalti dudoso

Alineación del Real Oviedo ante el Rayo
Alineación del Real Oviedo ante el Rayo

Oviedo

El mejor

Lunin: 9. El guardameta sigue su línea ascendente y en Vallecas jugó su mejor encuentro con la camiseta azul. Seguro en el juego aéreo y en los centros laterales, desvió todo lo que intentó el Rayo desde lejos y realizó una gran estirada para salvar un cabezazo de Mario Suárez. Y casi para el penalti de Ulloa. El ucraniano ya da puntos para el Oviedo.

El once

Coris: 5,5. Debut muy difícil para el gerundense, que en su primera titularidad liguera tras más de un año se enfrentó a un siempre peligroso Álvaro García. A pesar de un par de despistes al comienzo del encuentro, salvó la papeleta. Con balón todavía le falta rodaje para aportar. 

Arribas: 6. Dubitativo en los primeros instantes del encuentro, mejoró con el paso de los minutos. Se defendió en el marcaje a Andrés cuando le sacaba de zona y tras el descanso completó 45 minutos fin errores.

Bolaño: 6. Muy similar a su compañero en el eje de la zaga. Ulloa le puso en aprietos en la primera parte, pero se mostró más sólido según avanzaba el partido. Tras el descanso mantuvo el nivel y el cambio de esquema le ayudó a tapar los errores de Mossa.

Mossa: 3. Floja actuación del lateral valenciano, poco acertado cuando se incorporó al área rival y nada fiable cerca de la portería de Lunin. Fallón con balón y lento en las vigilancias y las marcas, fue un caramelo para el Rayo Vallecano.

Sangalli: 5,5. Realizó un gran trabajo en campo propio, ayudando a Coris y tapando líneas de pase interiores, pero entró muy poco en juego cerca del área del Rayo. Debe aprovechar más y mejor los espacios que genera la doble punta del Oviedo. 

Tejera: 7,5. Otro buen partido del centrocampista. Por momentos, el único junto a Saúl y Rodri que sabía qué hacer con balón en campo rival. Se fajó junto a Luismi y no cometió errores graves ni con balón ni sin él. Le regaló el 1-2 a Bárcenas, pero no lo aprovechó.

Luismi: 6,5. El gaditano no baja el listón. Cumple siempre y el Oviedo lo agradece. Tapó bien a Trejo y solo las malas decisiones de la línea defensiva a la hora de acompañar en la presión evitó que su trabajo se viese recompensado. Muy correcto como central.

Saúl Berjón: 6,5. Impreciso muchas veces en campo rival, su sola presencia da otro aire al Oviedo en campo rival. Pudo marcar, casi se inventa un gol desde campo propio y sumó otra asistencia (la cuarta en tres partidos). Por todo esto, su salida del campo es difícil de entender. No ayudó a Mossa en defensa y el Rayo lo aprovechó.

Rodri: 7,5. El soriano volvió a demostrar que encaja como anillo al dedo en este Real Oviedo. No para de presionar, tira desmarques tanto de ruptura como de apoyo, asienta al equipo en campo rival y junto a Ibra es un dolor para la defensa rival. Se estrenó como goleador con un precioso tanto. 

Ibra: 6. Tuvo un par de ocasiones, pero el ángel de las pasadas semanas no acompañó en Vallecas. Se fajó ante los centrales rivales y se entendió bien con Rodri.

Desde el banquillo

Jimmy: 6. La mejor noticia del doble cambio de Rozada. Asentó al Oviedo, estuvo preciso con balón y aportó orden para que el Rayo no hiciese daño por dentro.

Lolo González: 4,5. Desubicado en ocasiones, estuvo fallón en el pase y solo respiraba cuando el juego le exigía poderío aéreo. Protagonista en la jugada del penalti.

Yoel Bárcenas: 5. El panameño jugó diez minutos y tuvo una oportunidad clarísima para llevarse la victoria, pero no estuvo acertado ante Dimitrievski.

Comentarios

Las notas: Dos puntos que se escapan