Ziganda y un once imprevisible

La primera alineación del técnico navarro en el Real Oviedo es una gran incógnita. La convocatoria podría haber dado alguna pista

Ziganda en la sala de prensa del Carlos Tartiere
Ziganda en la sala de prensa del Carlos Tartiere

Oviedo

Cuatro entrenamientos y ninguno a puerta abierta. Si un cambio de técnico siempre trae consigo dudas en la primera alineación, el candado que lució el portón de El Requexón durante toda la semana las multiplica por diez. Además, José Ángel Ziganda se ha encargado de dar muy pocas pistas, o ninguna, en sus dos comparecencias ante la prensa. Solo la convocatoria puede aportar un poco de luz.

El técnico navarro ha dejado fuera a Alejandro Arribas y Borja Sánchez, dos futbolistas que, a pesar de no ser titulares indiscutibles últimamente con Rozada, sí estaban siempre entre los 18 convocados. También ha recuperado a Lolo González, sancionado ante el Alcorcón y con un papel residual en los últimos meses. El gaditano será, junto a Tejera, Luismi y Jimmy, el cuarto mediocentro de la lista. 

A sabiendas de que Curro Torres ha implantado en Lugo un claro 4-3-3, no sería descabellado que Ziganda saliese al césped del Anxo Carro con un trivote que igualara las fuerzas en el centro del campo. Sin Borja Sánchez, la figura del mediapunta clásico desaparece de la lista y el 4-2-3-1 pierde opciones, pero Rodri o Bárcenas también podrían adaptarse a ese rol por detrás del delantero.

Por último, la convocatoria allana el camino para ver una pareja de centrales formada por Carlos Hernández y Grippo. En varios de los ejercicios realizados por semana, Ziganda ensayó con el suizo como central zurdo y con Christian turnándose con Mossa en el lateral izquierdo. Por su parte, en el flanco derecho Juanjo Nieto y Sebas Coris se jugarán el carril del '2'.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Ziganda y un once imprevisible