Cazorla: «No jugar en el Oviedo es una espinita»

El futbolista dejó abierta la puerta a su fichaje por el conjunto azul, pero dejando claro que si no está en plenas condiciones, «prefiero echarme a un lado»

El centrocampista español del Villareal CF Santi Cazorla celebra su gol durante el partido ante el FC Barcelona,
El centrocampista español del Villareal CF Santi Cazorla celebra su gol durante el partido ante el FC Barcelona,

Oviedo

Santi Cazorla participó en un directo de Instagram junto a Joaquín Pajarón. El futbolista de Llanera repasó su carrera como futbolista durante casi tres horas de charla. Como no podía ser de otra forma, el tema de su hipotético regreso al Real Oviedo estuvo sobre la mesa y el centrocampista del Villarreal no rehuyó sus ganas de vestir la camiseta azul, aunque con condiciones para encontrarse cómodo y, sobre todo, sentirse útil. 

«El primer día día de pretemporada en Tercera, llegó mi padre y me dijo que me despidiera de los compañeros. No había dinero para meter fichas y estaba libre. Llegué a entrenar un día con el Real Oviedo».

«Si hubiera estado bien, hubiera ido al Mundial, pero me lo tuve que perder. Gané dos Eurocopas y no me puedo quejar».

«Sigo y sufro mucho al Oviedo. Juegue o no juegue, siempre seré del Oviedo. Me crié en él».

«Jugúe algún partido con Cervero, pero no mucho porque es mayor que yo. Con Saúl y Juan (Mata) no coincidí, pero con Michu, sí. Michu era un fenómeno. Una pena la lesión. La gente no lo valora. Volvió al Oviedo por sentimiento. Luego las circunstancias son las que son. Michu quería volver a sentirse futbolista en el Tartiere».

«Tengo motivos para jugar en el Oviedo y también otros para no. Como oviedista, por todo lo que siento, me gustaría. Pero hay que saber la situación, el nivel que puedo dar. Si no puedo dar un nivel, y menos en mi casa aunque lleve años fuera, soy el primero que voy a decir que no. Hay que ser realista y sincero. No hay que engañar a nadie».

«En el Tartiere tiene que jugar gente con personalidad. El Tartiere es difícil para jugar. Una de las cosas que tiene el Real Oviedo es que hay mucha presión para el futbolista y en ocasiones va en contra. Para lo bueno es muy bueno, pero para lo malo también es muy malo».

«Ver el ambiente del Tartiere... Se te pone la piel de gallina y te sientes futbolista de verdad. Eso sí, cuando va mal, tienes que aguantar. Ver un campo que te anime es todo lo que un futbolista desea».

«La edad es la edad. Si no puedo dar el 100%, prefiero echarme a un lado. Para ir al Oviedo o seguir en el Villarreal al 70%, prefiero plantearme otras cosas. Es una espinita que tengo y no sé si la podré quitar en el futuro».

«Ojalá se pueda ver a Mata algún día con la camiseta del Oviedo».

Aldeondo: «Después de lo de Arteixo me dieron ganas de retirarme»

Pablo Fernández
Aitor Aldeondo, en El Requexón
Aitor Aldeondo, en El Requexón

La Voz de Asturias entrevista al delantero navarro, clave en los primeros años del Real Oviedo en Tercera División

Uno piensa en el verano de 2003 y es difícil no acordarse de Aitor Aldeondo (Andosilla, Navarra; 1975). Aquel menudo delantero, canterano de la Real Sociedad y con experiencia en Primera División, fue uno de los fichajes estrella de un Real Oviedo que luchaba cada día por seguir vivo. A punto de que cumplan 15 años de aquel primer ascenso a Segunda B, La Voz de Asturias charla con el exfutbolista carbayón. 

-¿Qué es de la vida de Aitor Aldeondo?

-Vivo en Andosilla, mi pueblo, y estoy entrenando a fútbol base por aquí cerca. Muy contento entrenando a los críos, viendo la evolución que tienen.

Seguir leyendo

Comentarios

Cazorla: «No jugar en el Oviedo es una espinita»