Ziganda alterna el libreto en El Requexón

Segundo día de trabajo grupal para el Real Oviedo. La composición de los grupos, condicionada por las tareas a realizar

José Ángel Ziganda en El Requexón
José Ángel Ziganda en El Requexón

Oviedo

El protocolo de LaLiga no está siendo tan rígido como cabía esperar, pero, aun así, el entrenamiento del Real Oviedo todavía está muy condicionado por las medidas de seguridad contra el coronavirus. En esta fase 3 de la pretemporada, que comenzó antes de lo previsto tras solo una semana de entrenamiento individual, el trabajo se divide en tres grupos de diez futbolistas, algo que obliga a José Ángel Ziganda a adaptarse a cada turno y alternar su libreto. 

El primer grupo lo conforman dos porteros, Lunin y Berto Hórreo, los defensas Lucas y Grippo, los centrocampistas Edu Cortina, Tejera, Javi Mier y Sangalli y los delanteros Ibra y Obeng. Javi Mier es el comodín de este grupo, ya que tambien puede actuar de central en los ejercicios que diseña Ziganda, posición que ya ocupó en varios partidos con el filial.

En el segundo están Alfonso Herrero como único guardameta, Josín, Christian Fernández y Jorge Mier en la defensa, Jimmy, Borja Sánchez, Lolo y Yoel Bárcenas como centrocampistas y Ortuño y Javi Cueto como arietes. En este grupo, y a diferencia del primero, Ziganda cuenta con tres defensas puros. Bárcenas, por su parte, también podría ejercer labores de delantero e incluso de lateral.

En el último turno se encuentran Nereo Champagne, los zagueros Arribas, Carlos Hernández, Nieto y Mossa, los centrocampistas Luismi, Riki, Sebas Coris y Saúl Berjón y, como único delantero centro, Rodri. Este es, sin duda, el grupo más diferente: cuatro defensas puros y un Coris que ya disputó minutos de lateral, Luismi de único mediocentro y varios comodines en tres cuartos como Saúl, Riki o el propio Coris.

Lograr que el trabajo por grupos que realizará el Real Oviedo en estas semanas repercuta en la idea global que Ziganda quiere implantar en su equipo. Ese es el gran reto del navarro y su cuerpo técnico. Entre 75 y 90 minutos de entrenamiento para cada grupo y diferentes premisas, así trabaja el conjunto carbayón con vistas al regreso de la competición. 

Comentarios

Ziganda alterna el libreto en El Requexón