Un puzle de 25 piezas por formar

El Real Oviedo ya trabaja en la nueva plantilla y Francesc Arnau tiene claro qué quiere y qué le falta para el próximo curso

Jugadores del Real Oviedo en El Requexón
Jugadores del Real Oviedo en El Requexón

Oviedo

«No sé decir el número, pero vendrán todos los que tengan que venir. Hay que tener en cuenta la normativa y los cinco cambios. Soy partidario de plantillas cortas, pero me da la sensación que necesitaremos una plantilla larga. No sabemos todavía cómo serán las convocatorias. Lo lógico sería llenar esas 25 fichas del primer equipo, más los jugadores del filial», dijo Francesc Arnau en su comparecencia ante los medios. Toda una declaración de intenciones.

El nuevo fútbol, como mínimo, seguirá siendo una realidad al menos una temporada más y el Real Oviedo no quiere sustos con la adaptación. Solo así se explica el objetivo de llenar todos los huecos posibles de su plantilla, contando con que el filial, a diferencia de años anteriores, sí tendrá jugadores suficientes para proveer al primer equipo. 

Después de anunciar las no renovaciones de Nereo Champagne, Alfonso Herrero, Sebas Coris, Lolo González e Ibrahima Baldé, poner en el mercado a Edu Cortina y Steven Prieto y confirmar que la continuidad de Saúl Berjón y Christian todavía no está acordada, las cuentas son claras: la plantilla del Real Oviedo 20/21 cuenta en la actualidad con 16 futbolistas. Quedan 9 o más, porque no se puede descartar la salida de alguno de los jugadores que tienen contrato.

Portería: 0

Tiene trabajo por delante el Real Oviedo en esta demarcación, pero parece evidente que la dirección deportiva, durante los últimos meses de competición, ya contaba con tener que fichar a dos guardametas. Aunque lo lógico sería que Andriy Lunin vuelva al Real Madrid para ser segundo de Thibaut Courtois o salga cedido a Primera División, el conjunto carbayón prefiere no descartarlo todavía. 

Arnau y su equipo tienen varias semanas por delante para cerrar, como se vio esta misma temporada, uno de los puestos claves de cualquier equipo profesional. Una demarcación que puede marcar el futuro de un equipo en la clasificación. La cuenta atrás ya ha comenzado.

Defensa: 8

Juanjo Nieto, Lucas Ahijado, Diegui Johannesson, Carlos Hernández, Alejandro Arribas, Simone Grippo, Javi Fernández y Mossa. Eso son los 8 nombres que figuran en este momento en el boceto de José Ángel Ziganda. En espera está la renovación de Christian Fernández, que tiene oferta del club, pero, todavía, con muchas cosas de las que hablar. Si el cántabro no sigue, parece evidente que el Oviedo necesitaría, como mínimo, un zaguero zurdo. 

«No tendremos tres laterales derechos en plantilla». Arnau fue tajante en sala de prensa, así que sobra uno. Siendo Juanjo Nieto intocable, los focos apuntan a Lucas y Diegui. El segundo ya fue el elegido para salir el pasado mes de enero y su ascenso con el Cartagena puede facilitar las cosas, pero se tiene que negociar. Lo mismo pasa con Javi Fernández, que regresa tras cesión y cuyo futuro lo tiene que valorar el club, que también tendrá que hablar con el lateral Jorge Mier. 

Centro del campo: 6

Aquí salen 6 nombres: Sergio Tejera, Jimmy, Marco Sangalli, Borja Sánchez, Viti Rozada y Riki Rodríguez. Si los cuatro primeros son seguros, los dos últimos serán evaluados en la pretemporada. Ambos tienen contrato con el primer equipo, pero su futuro a las órdenes del Cuco Ziganda no está asegurado. Saúl Berjón protagonizará otro de los culebrones del verano. El capitán recibirá oferta de renovación, pero todavía queda mucho por discutir. Quizá demasiado.

Al igual que su hermano, Javi Mier se sentará a hablar con Francesc Arnau para encontrar una solución: quedarse en el primer equipo ya que su contrato así lo estipula, volver a tener ficha del Vetusta o buscar una cesión. Lo que está claro es que los gemelos Mier seguirán vinculados al Real Oviedo pase lo que pase. 

Ziganda y Arnau ya han dicho que estarían encantados con el retorno de Luismi Sánchez, pero no es tan sencillo. Y ya no por las ofertas de Primera División que pueda tener el centrocampista, que pueden no existir siquiera, sino por el salario que figura en su contrato con el Valladolid. Un salario que, ahora mismo, podría ser demasiado elevado para el club azul. 

Delantera: 2

Samuel Obeng y Rodri Ríos son los únicos arietes, de momento, con puesto asegurado en el Real Oviedo. El primero llega desde el Vetusta y cuenta con la confianza de cuerpo técnico y dirección deportiva, mientras que el segundo tiene contrato y su salida no parece una opción. Con Alfredo Ortuño atado al Albacete, uno o dos delanteros llegarán a la capital del Principado durante el periodo estival. 

Comentarios

Un puzle de 25 piezas por formar