Ziganda y su confianza en Javi Mier

«Es pivote, pero puede jugar de interior, en la defensa, en la media punta... Es un todocampista», dice el técnico. El canterano, duda para visitar al Albacete

Javi Mier controla un balón en El Requexón
Javi Mier controla un balón en El Requexón

Oviedo

Tres jornadas disputadas y tres titularidades. Que Javi Mier era uno de los canteranos más prometedores de El Requexón era evidente, de hecho, sus aportaciones en los entrenamientos del primer equipo siempre fueron muy alabadas por los veteranos del vestuario, pero que tuviese esta importancia en el Real Oviedo de Ziganda cuando todavía es jugador del Vetusta no se lo esperaba nadie. Ni él mismo, seguramente.

El ovetense, que ya debutó la pasada temporada en Segunda División cuando Rozada le sacó de inicio en un encuentro ante el Málaga, se ha ganado en la pretemporada ser uno más a los ojos del Cuco. Gracias a sus capacidades técnicas, Javi Mier es un futbolista que entra por los ojos. Todo entrenador sabe que está ante un futbolista diferente cuando entra en contacto con el balón, pero es su trabajo sin el esférico lo que le está permitiendo a Mier asentarse en el once del Oviedo. 

Explosivo en la presión y duro en el choque a pesar de su apariencia juvenil, Javi Mier muerde en cada acción defensiva. Y, sobre todo, sabe perfectamente cuando tiene que hacerlo. No es un perro de presa alocado, elige el momento y permite que la presión colectiva del equipo no se vaya al traste. Si una pieza falla, todo se viene abajo. Y Mier no está fallando. 

«Lo principal de Javi es que entiende el juego y que tiene unas características que le favorecen para jugar en cualquier posición y defenderse», dice el técnico navarro sobre las cualidades del canterano carbayón. Y nunca está de más recordar, por cierto, que Javi Mier no está jugando en su posición ideal. Acostumbrado a estar mucho tiempo en contacto con el balón, bien en la base de la jugada o entre líneas, (Ziganda lo define como un «Es un todocampista») ahora está partiendo de una demarcación mucho más adelantada, en ocasiones casi en paralelo a la de Obeng, delantero centro azul.

Pudo dar la primera victoria de la temporada ante el Cartagena, pero en general su aportación ofensiva está siendo muy limitada. Y no sorprende a nadie, dado el rol que está ocupando y el estilo de juego de este Real Oviedo. «No le vamos a pedir a Javi, ahora, que salve al equipo o sea el mejor, pero el trabajo que ha hecho ha sido excepcional», comentó el entrenador azul.

Habrá que ver si, con el tiempo, Mier vuelve a su zona de confort sobre el césped o, incluso, se acaba acostumbrando a jugar tan adelantado. Esta semana, de momento, unas molestias le han impedido entrenar con el grupo y es duda para visitar al Albacete. Lo que está claro es que Ziganda confía en él, y ese es el primer paso. 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Ziganda y su confianza en Javi Mier