«Para el Castellón, el Oviedo fue el mejor ejemplo de fidelidad y superación»

Pablo Fernández OVIEDO

AZUL CARBAYÓN

Enrique Ballester
Enrique Ballester Gabriel UtielMediterráneo

Este domingo, tras 29 años sin verse y pasar muchas penurias, carbayones y orelluts se reencuentran. Enrique Ballester, periodista, charla con La Voz de Asturias

10 nov 2020 . Actualizado a las 12:53 h.

Mediados de junio de 1989. Enrique Ballester (Castellón, 1983) come un sándwich de chocolate blanco mientras está a remojo en la bañera cuando su padre, radio en mano, entra en el bañó y dice: «Ha subido el Castellón». Y todo cambió para aquel niño.

Periodista, cronista del club blanquinegro durante la etapa más complicada de la historia orellut y autor de ‘Infrafutbol' y ‘Otro libro de fútbol', ambos de 'Libros del K.O.' ahora observa a su equipo desde otro prisma. Alejado del día a día desde hace año y medio, el domingo volverá a ver a su Castellón enfrentarse al Real Oviedo. El último encuentro entre ambos data de 1991.

-Luiche, el entrenador del primer Castellón al que seguiste.

-Salía en los cromos con gafas de sol y pensábamos que era ciego. Nos parecía lo máximo. El primer partido en casa fue ante el Madrid de la Quinta del Buitre. El que batió el récord de goles. Curiosamente, el partido acabó 0-0 después de que Luiche se cascara un planteamiento de los suyos. Un entrenador ciego que saca un empate al Madrid. Era un superhéroe.