Borja Valle en el Oviedo de Ziganda

Analizamos la llegada del futbolista berciano al conjunto carbayón y cómo puede encajar en los planes del técnico navarro

Borja Valle, en un partido con el Deportivo
Borja Valle, en un partido con el Deportivo

Oviedo

Extremo izquierdo, extremo derecho, segundo punta, delantero centro, lateral derecho e, incluso, mediocentro. La carrera de Borja Valle en el Deportivo, su club durante tres temporadas y media, es todo lo contrario a lo que representa una balsa de aceite. Ahora, y tras un fugaz paso por el fútbol rumano, regresa al Real Oviedo. ¿Qué puede aportar el Borja Valle actual al equipo de José Ángel Ziganda?

La competencia

Para analizar cualquier fichaje, lo primero que hay que hacer es explicar el escenario en el que aterriza dicho futbolista. La penúltima línea de este Oviedo la ocupan Borja Sánchez, Nahuel Leiva y Marco Sangalli y, hasta el momento, los tres parecen insustituibles. Ya no solo a la hora de colocar el once titular, también durante el desarrollo de los partidos. El Cuco Ziganda se está caracterizando por tocar poco al equipo cuando la pelota está en juego y eso deberá cambiar si quiere tener al mejor Borja Valle.

La segunda unidad, representada por Cedric Teguía, Riki Rodríguez o Viti Rozada, está teniendo poco peso en las segundas partes. Tan poco, incluso, que no sería justo exigirles un buen rendimiento cuando de pascuas a ramos tienen una oportunidad en el once inicial. Solo Javi Mier, Samuel Obeng y, en las últimas semanas, Rodri Ríos, son elementos activos de la rotación. Borja Valle es diferente a todos ellos.

Cuatro años después y, ¿un Valle distinto?

El juego de cualquier futbolista es diferente tras cuatro años. Es imposible que no sea así, de hecho. Y Borja Valle no es una excepción. El berciano salió del Real Oviedo en 2016 como un proyecto de extremo moderno, con potencia, capaz de dar profundidad y muy vertical a la hora de mirar a portería, tanto pisando área como amenazando desde la frontal. Lo segundo lo sigue teniendo, porque su relación con el gol siempre fue importante y como muestra están los cinco goles en nueve partidos que acaba de conseguir en el Dinamo de Bucarest, pero las condiciones son distintas.

Tras lo visto en Riazor, tanto en Primera como en Segunda División, la zona interior del frente de ataque parece el escenario ideal para Borja Valle. Como segundo punta o, incluso, como delantero de referencia, el berciano mostró su mejor versión vistiendo la camiseta blanquiazul. Ese perfil que brilla teniendo libertad por todo el ancho del campo, pero alimentándose de un '9' de referencia y dos extremos que le liberen de las vigilancias defensivas, es ideal dentro del plan del Cuco. Y eso es lo que es Valle.

En ciertos momentos podría partir desde la izquierda o la derecha y competir el puesto a Borja Sánchez o Sangalli, claro está, pero todo parece estar diseñado para que el futbolista berciano sea la competencia directa de Nahuel, Rodri y Obeng en la carrera por acompañar a Blanco Leschuk. En un equipo al que cada vez más le gusta cocinar a fuego lento sus ataques, aunque la transición rápida siga siendo su arma más peligrosa, este Valle puede sufrir partiendo desde el costado. Por dentro, sin embargo, se dan los condicionantes para que vuelva a brillar. El césped dictará sentencia.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Borja Valle en el Oviedo de Ziganda