El Vetusta, obligado a reaccionar

El filial azul inicia la segunda vuelta con la necesidad de escapar de la zona baja

Pedro Ingles Vetusta Langreo Requexon.Pedro Inglés trata de rematar un balón ante el UP Langreo
Pedro Inglés trata de rematar un balón ante el UP Langreo

Oviedo

El Real Oviedo Vetusta busca emprender su camino hacia la salvación ante el UP Langreo (Nuevo Ganzábal / domingo 16:30 / Footters). Los azules inician la segunda mitad de la temporada a un solo punto de escapar de la zona peligrosa. Una victoria ante los langreanos permitirá al conjunto de Emilio Cañedo superar al Numancia, que cayó en la jornada de ayer ante el Marino de Luanco (1-0).

Consumidas ya la mitad de las jornadas, el filial carbayón no ha conseguido transformar en demasiados puntos las buenas sensaciones que ha mostrado durante la mayor parte de la primera vuelta. Excepto ante el Burgos y la primera parte ante la Cultural, el Vetusta no se ha mostrado inferior a ningún equipo. Sin embargo, la clasificación manda y los azules solo han sumado 11 puntos en 9 partidos, con dos duras derrotas consecutivas.

El técnico azul avisaba el fin de semana pasado que la clasificación amenazaba con romperse. Para evitar quedarse descolgado en el vagón de cola, el Vetusta debe empezar a sumar puntos cuanto antes. El UP Langreo aventaja a los oviedistas en cuatro puntos. Una victoria carbayona permitiría comprimir la tabla por la zona media.

Para este partido, Cañedo recupera a importantes futbolistas que no pudieron estar el fin de semana pasado en El Plantío. A la citación del técnico asturiano regresan Andoni Ugarte, Guille Bernabéu, Javi Cueto y Erik Aguado. Siguen sin estar disponibles tanto Gassan Ahadme como Álex Cardero.

El Jimmy más paciente

A.S.
Jimmy Suárez
Jimmy Suárez

El canterano azul ha sabido esperar su momento para ganar la confianza del cuerpo técnico

La paciencia en el mundo del fútbol es una cualidad poco valorada. En ocasiones, es confundida con comodidad. A Jaime Suárez (Oviedo, 1996) le ha tocado llevar a cabo un verdadero máster desde la llegada de José Ángel Ziganda al banquillo del Real Oviedo. Pero el trabajo, la fe y la confianza en uno mismo tiene sus frutos. Jimmy está empezando a recogerlos.

Primero, Luismi Sánchez. Más tarde, Edgar González. Dos futbolistas que fueron firmados para ser indiscutibles en la medular. Dos barreras que el canterano ha tenido que superar en pos de seguir disfrutando de su sueño de defender el escudo del Real Oviedo. El camino no es sencillo, pero el mediocentro ni pierde la buena cara ni su entrega da muestras de flaqueza.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El Vetusta, obligado a reaccionar