El Oviedo juega con fuego

ALFONSO SUÁREZ OVIEDO

AZUL CARBAYÓN

Blanco Leschuk Castellon Real Oviedo Castalia.Gustavo Blanco Leschuk trata de hacerse con un balón ante varios defensores del Castellón
Gustavo Blanco Leschuk trata de hacerse con un balón ante varios defensores del Castellón LaLiga

Los azules caen ante el Castellón merced a un gol en propia de Arribas y se meten de lleno en la pelea por la salvación

03 abr 2021 . Actualizado a las 20:15 h.

Se confirmó que lo de Alcorcón no fue un susto ni una mala tarde. En Madrid, se salvó un punto. Ante el Castellón, no hubo tanta suerte y el Real Oviedo cosechó una derrota que tiene consecuencias (1-0). La primera, y la más clara, es que los de José Ángel Ziganda se meten de lleno en la pelea por la salvación. O por no descender, como se quiera ver. Un objetivo que parecía impensable hace unas semanas y que ahora mismo es una realidad.

Los números hablan por sí solos. El dato más preocupante es que los del Principado solo han ganado dos partidos desde el pasado 11 de diciembre. Los agraciados, Lugo y Zaragoza. Por el camino han pasado Albacete, Castellón, Cartagena, UD Logroñés o Alcorcón. Muy poca broma.

Vuelta a la normalidad

El experimento empezó y terminó en Santo Domingo. Cuco Ziganda no prolongó las probaturas y volvió a su equipo teóricamente titular, futbolista arriba futbolista abajo. Regreso al 4-2-3-1 y a una alineación reconocible. La única sorpresa era la ausencia de Simone Grippo en defensa. El suizo no disputó ni un minuto ante el Alcorcón y tampoco esta tarde en Castalia.

Con el regreso al equipo más reconocible, el Real Oviedo, afortunadamente, se olvidó también de recibir gol en la primera jugada del partido. Los del Principado salieron dominadores e incisivos, uno o dos puntos por encima de lo que acostumbraba últimamente. Así, Gustavo Blanco Leschuk rondó el gol en las primeras intentonas sin demasiada fortuna.

El argentino sería el protagonista de la mejor ocasión de la primera parte tras recibir un pase de Tejera, recortar a Gálvez dentro del área y ver cómo Krhin llegaba a la desesperada para rechazar su disparo. El delantero tardó muchísimo en armar la pierna ante Whalley.

Antes de esa ocasión, también rozó el gol Juanjo Nieto con una fantástica volea en una jugada a balón parado que terminó con el esférico rozando el palo derecho de la portería local. Los asturianos habían salido con las ideas claras y ganas de ponerse por delante pronto, pero la falta de puntería, más allá de la actuación de De la Fuente Ramos, fue el escollo más difícil en la primera parte.

El Castellón no estaba muerto

El Castellón es un equipo que, como el Real Oviedo el pasado curso, lleva toda la temporada en la zona baja. Es un conjunto acostumbrado a sufrir, a aguantar, a resistir. Los de Juan Carlos Garrido soportaron el mando azul de la primera parte para dar un paso adelante tras el paso por los vestuarios.

Los carbayones son un púgil con la mandíbula de cristal. Al mínimo golpe encajado, a la lona. Avisó Marc Mateu con un disparo lejano que se fue rozando el palo. A la segunda, fue la vencida. Falta lateral de bota Rubén Díez con mucho peligro y Arribas que, en su intento por despejar, introduce el esférico en su portería.