Las voces de Segunda División analizan el derbi asturiano

Héctor Ruiz, Jaume Naveira y Sergio Sánchez, narradores habituales de la categoría de plata, dan su punto de vista sobre el Sporting-Oviedo del sábado

Djurdjevic y Arribas pugnan por un balón en el derbi del Tartiere
Djurdjevic y Arribas pugnan por un balón en el derbi del Tartiere

Son los encargados de cantar los goles que anota, y también encaja, el Real Oviedo. En una semana en la que Asturias se divide y el derbi protagoniza la actualidad deportiva de casi la totalidad de los medios de comunicación, toca alejarse unos cuantos kilómetros y preguntar a los que disfrutarán del partido ajenos a la pasión que despierta el mismo. Héctor Ruiz, Jaume Naveira y Sergio Sánchez, narradores de la Segunda División en Movistar Plus y GOL, analizan para LA VOZ DE ASTURIAS el partido del sábado entre Sporting y Oviedo (El Molinón, 18:15 horas; Vamos, Movistar LaLiga).

¿Cómo valora la temporada de Sporting y Oviedo?

HÉCTOR: «La del Sporting está por encima de lo que se podía esperar y eso tiene un mérito tremendo. Se ha autoinvitado a una fiesta a la que no le querían invitar. Los tres recién descendidos más Almería, Rayo e, incluso, Girona eran los llamados a pelear por las primeras plazas. Gracias al sello que le ha puesto David Gallego a una plantilla que ya tenía gente joven y con hambre, se han convertido en un equipo que rinde muy bien.

El Oviedo, en los últimos dos meses, se ha encallado. Considero que podrían haber sacado algún punto más en varios de los partidos que empató, pero tienen 40 puntos, está 5 por encima del descenso y no está, ni mucho menos, salvado. Si no es capaz de ganar un partido pronto, el acongoje te puede venir a buscar».

NAVEIRA: «La temporada del Sporting es muy, muy buena. Han superado todas las expectativas que podía tener a principio de curso. La competitividad del equipo en El Molinón y el rendimiento de Djuka han sido dos de las claves que lo explican. Los goles de este último hicieron que muchos partidos normales del Sporting se convirtiesen en notables. Además, han sido capaces de ser peligrosos al contragolpe con jugadores que no parecían los mejores para ello.

La temporada del Oviedo me deja más frío. El equipo ha cogido una dinámica bastante mala que, si no lo arregla rápido, le obligará a pelear en las últimas jornadas por la permanencia. Les está costando mucho ganar. Lo que era una temporada que podía ser positiva si encadenaban una serie de resultados buenos, ahora se puede enturbiar».

SERGIO: «La del Sporting es para estar muy satisfecho. Han salido chavales de Mareo siendo piezas importantes y esa es la perspectiva que nunca se debe perder en un club donde la importancia de la cantera es tan grande. Creo que el fichaje de David Gallego, como trabajador de la base en el Espanyol, fue un gran acierto. La explosión de Djuka puede significar el premio gordo de un ascenso o, al menos, una buena inyección económica para consolidar el proyecto.

En cuanto al Real Oviedo, creo que esta temporada se puede considerar de transición y para que ese paso se consolide, necesita amarrar cuanto antes la permanencia. Ha sido un equipo irregular, difícil de batir, pero al que le ha costado mucho ganar, como muestran los muchos empates cosechados. Debe asegurar tres victorias cuanto antes para no meterse en líos y que toque volver a empezar de nuevo».

¿Hay que fiarse de las dinámicas de cara al derbi? ¿Hay un favorito?

HÉCTOR: «Para un partido como este, no veo que haya una diferencia tan abismal entre ambos equipos y más a un partido. Creo que no vale de mucho esos siete partidos sin ganar del Oviedo y esas dos derrotas consecutivas del Sporting. La sensación es que, para los dos, este partido puede ser una especie de catarsis para olvidar lo vivido en las últimas semanas. Que se juegan más que tres puntos es un 'topicazo', pero es verdad».

NAVEIRA: «No creo que haya que fiarse mucho de las dinámicas. Los derbis, y más los que tienen una rivalidad tan grande como este, no importa lo vivido. Considero al Oviedo perfectamente capaz de ganar en El Molinón, como ya hizo la temporada pasada. Además, el historial de los últimos derbis es mucho mejor para los azules. En un partido así todo se iguala, aunque el momento del Sporting sea mejor».

SERGIO: «Son partidos diferentes por el tono emocional que adquieren a lo largo de toda la semana. Sin embargo, la ausencia de público hace que se desprendan en cierta medida de ese matiz durante el juego. Lo pude ver hace muy poco en el Tenerife-Las Palmas. Por clasificación, podría verse favorito al Sporting, pero en los últimos dos partidos no ha vivido su mejor momento y la necesidad acucia al Oviedo. Un empate creo que no sería mal resultado para ninguno».

De cara al derbi, ¿quiénes podrían ser los jugadores clave de cada equipo?

HÉCTOR: «Djuka en el Sporting, que es la gran diferencia con respecto a temporadas anteriores. Si Gragera llega, me parece un futbolista distinto y que le ha hecho mucho bien al centro del campo rojiblanco. En el Oviedo siempre me quedo con Borja Sánchez, tiene ese algo especial y en el último derbi en Gijón ya dejó su sello. Si Nahuel tiene el día bueno, puede ser factor diferencial».

NAVEIRA: «En el Sporting destacaría al portero y al delantero. Tanto Mariño como Djuka son diferenciales en su puesto. Su papel en la buena marcha del Sporting es clave. En el Oviedo me quedo con la banda derecha, seguramente una de las certezas del equipo. Sangalli y Nieto siempre generan cosas. Sin olvidar a Borja Sánchez, claro, que tiene un talento que le permitiría estar en cualquier equipo de esta categoría».

SERGIO: «Por su relevancia arriba, en el Sporting es el que se nos ocurre a todos, Djuka. Pero también ojo a quién domine el centro del campo porque ahí habrá buena batalla. En el Oviedo, creo que marca diferencias y asume protagonismo Sangalli. Si él entra poco en juego o tiene que mantenerse en una posición fija, el equipo se debilita».

¿El resultado marcará el final de temporada de ambos equipos?

HÉCTOR: «Creo que no. Tiene una importancia sentimental especial, pero tampoco creo que vaya a ser un indicativo definitivo de lo que pueda ser el resto de la temporada. El partido será más una liberación por los resultados anteriores al derbi que algo más. La honra y el orgullo, obviamente, siempre está de por medio en este tipo de partidos, pero deberán seguir pelándose las rodillas para conseguir el objetivo: el del Sporting el playoff y el del Oviedo la salvación».

NAVEIRA: «Repasando los últimos derbis y viendo el historial de ambos equipos tras jugarlo, cómo han reaccionado unos cuando han ganado o perdido, me da la sensación de que ni para el Oviedo ni para el Sporting el resultado ha condicionado lo que llegó después. El hecho de ganar no te dispara y un resultado malo no te hunde. Eso es lo que hemos visto los últimos años».

SERGIO: «Para mí, habitualmente no. Una derrota puede ser un varapalo o un acicate para reaccionar. Sin embargo, esta vez es distinto, quedan pocas jornadas y no hay margen para darle vueltas a la cabeza. Un bajón anímico al ver que se acercan los rivales, esta vez sí puede ser peligroso».

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Las voces de Segunda División analizan el derbi asturiano