La última gran oportunidad de Diegui Johannesson en el Oviedo

Amigos y excompañeros del lateral hablan de su actuación en el derbi y del pasado, presente y futuro del internacional islandés en el club azul

Diegui Johannesson, manteado por sus compañeros al término del partido ante el Sporting
Diegui Johannesson, manteado por sus compañeros al término del partido ante el Sporting

Oviedo

Todo cambió en un par de meses. Diegui Johannesson (Villaviciosa, 1993) finalizó la 18/19 como el segundo defensa más utilizado de toda la plantilla del Real Oviedo, solo superado por Christian Fernández. En marzo de aquel mismo año, el club azul mostraba su confianza en el futbolista y renovándole hasta 2021. Pero llegó el verano y aparecieron dos nombres: Juanjo Nieto y Lucas Ahijado. Uno llegaba del Hércules, otro subía desde el filial. Ambos con proyección y con la confianza de los que mandaban en aquel momento en el Oviedo. Y a Diegui se le apartó a un rincón. 

El derbi y sus reacciones

Todo aquello nos lleva al viernes pasado, cuando el propio Nieto se lesiona en El Requexón y deja una plaza libre en el once de José Ángel Ziganda. Tras solo 157 minutos ligueros, el Cuco apuesta por Diegui. Lo que pasó en El Molinón ya es de sobra conocido. «Cuando me contó lo de Nieto, le dije que no era un juvenil y que llevaba más de 100 partidos en Segunda. Que tenía el culo 'pelao'. Iba a ser un partido jodido, pero sabía que si estaba tranquilo podía hacer las cosas bien. Cuando supo que era titular, me recordó lo del sueño y le respondí que era lateral derecho, que tampoco se ilusionara demasiado», cuenta riéndose Óscar Ruiz, exjugador del Real Oviedo e íntimo amigo de Diegui Johanesson, a LA VOZ DE ASTURIAS. 

Diegui y Óscar se conocen desde hace diez años, cuando coincidieron en los juveniles del Llano 2000. Conectaron en el primer entrenamiento y hasta ahora. Por el camino, un par de temporadas juntos en el Vetusta y un debut en el primer equipo en la temporada del ascenso azul que casi llegó de la mano. Muy pocas personas conocen tanto a Diegui como Óscar, uno de sus grandes apoyos antes y después de cada partido. «Estaba viendo el partido con su hermano y cuando marcó casi me da un microinfarto. Jugué con él y, la del gol, es una jugada que solía hacer siempre. Ataca bien el espacio cuando llega desde el segundo palo. Cuando Nahuel la tenía en la izquierda, miré y Diegui ya estaba asomándose», recuerda.

Otro asturiano nacido en el 93 y que conoce muy bien a Diegui es Héctor Nespral, exjugador del Oviedo y excompañero del lateral. Ahora en Unionistas, Héctor acabó su partido ante el Valladolid B y encendió la radio de su coche mientras volvía a casa. «Ya estaba llegando cuando escuché gol del Oviedo. Y un segundo después escucho que gol de Johannesson. Y aluciné. No sabía que iba a jugar, suponía que Ziganda apostaría por Mossa y Lucas», explica a LA VOZ DE ASTURIAS. 

Tanto Óscar como Héctor resaltan lo complicado que era jugar un partido así para un futbolista que estaba contando tan poco. «Estaba preparado para aguantar un partido así y eso solo se logra entrenando. Le dije que me parecía imposible estar tanto tiempo sin jugar y rendir así», cuenta Óscar. Nespral va más allá: «Fue de una valentía increíble, porque al margen de que estuviese en la mira de mucha gente, le faltaba esa confianza que solo te dan los minutos. Todo lo que hiciese iba a ser mucho más trascendente y cumplió en el partido más importante, hasta ahora, de la temporada», asegura.

La reacción de sus compañeros tras el gol, el cómo fue manteado una vez finalizó el partido y los abrazos de camino al túnel de vestuarios de El Molinón muestran cómo vivió la plantilla azul todo lo ocurrido el pasado sábado. Así lo explica Óscar: «Siempre suma y siempre logra crear buen ambiente. Si antes del partido les preguntan a los compañeros quién quieren que marque el gol de la victoria, te digo yo que dicen Diego».

La relación con Ziganda y la oportunidad

Cuentan en El Requexón que, durante la presente temporada, el Cuco felicitó varias veces a Diegui por su actitud en los entrenamientos. «No se ha perdido ni un entrenamiento en todo el año. El gol está muy bien, pero el premio de jugar se debe a todo lo que había currado durante lo temporada. Acabó el partido y le dije que el fútbol le estaba devolviendo lo que lleva sembrando cinco meses», dice Óscar Ruiz. 

Pasada la emoción del derbi, la oportunidad está ahí. Todo hace indicar que Juanjo Nieto estará un par de partidos de baja por lesión y, tras una temporada casi en blanco, Diegui podría acabar la temporada asentado en el flanco derecho de la defensa del Real Oviedo. «Nunca me gusta hablar a largo plazo con él. Y más ahora. Siempre hablamos del siguiente partido», dice Ruiz. 

¿El contrato? La vinculación de Diegui con la entidad azul finaliza en junio de 2021 y, lo que está claro, es que el internacional islandés se quiere quedar en el club de su vida. Y eso, a finales de abril, ya no parece una locura. «Si tiene la fortuna de jugar, lo que tiene que hacer es intentar disputar un buen partido ante el Girona y olvidarse de temas de contrato. Yo creo que él tampoco está pensando en ello», finaliza Óscar Ruiz. 

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La última gran oportunidad de Diegui Johannesson en el Oviedo