Las notas: El Oviedo no se escapa del peligro

El conjunto azul, en un partido de poco ritmo y sin casi ocasiones claras, cae por la mínima ante el Girona y no se despega del descenso

Arribas y Yoel Bárcenas disputan un balón durante el Oviedo-Girona
Arribas y Yoel Bárcenas disputan un balón durante el Oviedo-Girona

Oviedo

El mejor

Arribas: 7. Sin errores a lo largo de los 90 minutos, estuvo rápido al cruce y contundente en los duelos individuales. Poco se le puede achacar tras el encuentro en el Tartiere. 

El once

Femenías: 6. El balear sacó a córner un fuerte disparo de Bárcenas desde la frontal y después, de nuevo con el exoviedista como protagonista, no pudo hacer nada en el 0-1. 

Diegui Johannesson: 6. Partido correcto del canterano azul, que no sufrió demasiado en defensa. En ataque acuso la falta de iniciativa del Oviedo y apareció muy poco cerca del área rival. Impreciso en los pocos centros que pudo poner. 

Grippo: 7. Realizó un trabajó más oscuro y sacrificado que el de Arribas porque Bustos, su pareja de baile, estuvo muy activo en los primeros minutos del partido. Se asentó y completó un encuentro más que aceptable. 

Lucas: 5,5. Realizó un papel similar al de Diegui, pero a los diez minutos un error en salida de balón a punto estuvo de significar una ocasión clara para el Girona. No pudo aportar demasiado en la faceta ofensiva. 

Sangalli: 5,5. Muy móvil, pero poco participativo en un ataque azul que le faltó chispa en todo momento. Un mal control en el centro del campo le trajo consigo la tarjeta amarilla, décima del curso. Tocó más el balón tras el descanso. 

Edgar: 5. No estuvo afortunado en dos jugadas que marcaron el partido. Gozó de la ocasión más clara del primer tiempo, pero su remate de cabeza no encontró portería. Después, en el gol de Bárcenas, está poco intenso en la marca y lento en el giro. 

Tejera: 5,5. Impreciso con balón en muchas fases del partido, no llegó a estar cómodo casi nunca. De más a menos. Fue víctima de un posible penalti que ni el árbitro ni el VAR consideraron. 

Nahuel Leiva: 5. El rosarino, que comenzó el partido desde la banda, no tuvo el día cada vez que entró en juego cerca del área del Girona. Acabó el partido desesperado consigo mismo y con el colegiado. 

Obeng: 5. Trabajó en campo propio y, de vez en cuando, sirvió de apoyo para la segunda línea, pero se mostró inofensivo de cara a la portería rival durante todo el encuentro. 

Blanco Leschuk: 5. Su partido duró media hora por culpa de un golpe en las cervicales. Antes, y aunque al Oviedo le estaba costando encontrarle, bajó un par de balones y pudo asociarse con sus compañeros. 

Desde el banquillo

Borja Sánchez: 5,5. El ovetense, que llegó con unas pequeñas molestias al partido, asumió el protagonismo en ataque cuando pisó el césped del Tartiere. La falta de apoyos y, en ocasiones, la falta de precisión en varias acciones técnicas, le fueron sacando del partido. Eso sí, de sus botas nació la mejor ocasión del segundo tiempo.

Borja Valle: 4,5. Invisible en el entramado ofensivo del Oviedo, como viene sucediendo en las últimas semanas. 

Rodri: 4. Tuvo las dos ocasiones del Oviedo en el segundo tiempo y no acertó en ninguna. Muy poca mordiente.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Las notas: El Oviedo no se escapa del peligro