Crónica de un descenso inesperado: 20 años del adiós del Real Oviedo a la élite

Pablo Fernández OVIEDO

AZUL CARBAYÓN

Luis Aragonés y Jesús Paredes consuelan a Esteban tras el descenso del Oviedo en Mallorca
Luis Aragonés y Jesús Paredes consuelan a Esteban tras el descenso del Oviedo en Mallorca

Esteban y Eugenio Prieto rememoran para La Voz de Asturias aquel fatídico curso que dio comienzo a los peores años de la historia del club azul

17 jun 2021 . Actualizado a las 12:07 h.

Todo comenzó en Irdning, un pequeño municipio en el centro de Austria. Hasta allí viajo el Real Oviedo en el verano del 2000 para realizar la pretemporada. El ya fallecido Radomir Antic, en su segunda etapa en el conjunto carbayón, se hizo cargo del equipo tras la marcha de Luis Aragonés, la plantilla azul todavía estaba de luto por el trágico fallecimiento de Peter Dubovsky a finales de junio y el Nuevo Carlos Tartiere esperaba en la capital a ser estrenado. Y todo acabó el 17 de junio de 2001, en Mallorca, con el descenso del Oviedo a Segunda División. Esteban Suárez y Eugenio Prieto, 20 años después de aquello, recuerdan para LA VOZ DE ASTURIAS la última temporada azul en la élite.

Las primeras sensaciones

Arrancaba la 13º temporada consecutiva del Real Oviedo en Primera División y, como era costumbre desde 1995, lo hacía con entrenador nuevo. Eso sí, en aquella ocasión el elegido fue uno que ya conocía la casa. Radomir Antic regresaba a la capital del Principado y se llevó el equipo a Irdning, sitio al que después también fueron el Atlético y el Real Madrid. «Fue una pretemporada dura. Jugamos contra la Roma de Capello y ganamos. Después, yo fui a una convocatoria de la selección. En ese momento creía que teníamos equipo para pasar una temporada tranquila», recuerda Esteban Suárez, portero titular de aquel Oviedo. 

En los despachos, el gran objetivo era encontrar un sustituto de garantías para Dubovsky. «El fallecimiento de 'Dubo' fue como si al Barcelona le quitases a Messi y al Madrid a Cristiano Ronaldo. Fue imposible sustituirlo. Los que trajimos para su puesto no dieron la talla», comenta Eugenio Prieto, presidente azul desde 1988 hasta 2002.