El Oviedo retiene a su talento juvenil y prepara una asturianización del Vetusta

Pablo Fernández OVIEDO

AZUL CARBAYÓN

Osky, en un partido con el juvenil A del Oviedo
Osky, en un partido con el juvenil A del Oviedo Real Oviedo

El organigrama de El Requexón sigue a la espera de la llegada del nuevo director deportivo, pero ya hay un plan trazado para el filial y los futbolistas sub-18

16 jun 2021 . Actualizado a las 15:57 h.

A la espera de que se oficialice la llegada de Rubén Reyes, próximo director deportivo del Real Oviedo, el club azul continúa dando pasos hacia adelante de cara a la próxima temporada. Mientras que en el primer equipo hay operaciones a las que le falta muy poco para concretarse, la nueva etapa en las categorías inferiores ya está en marcha. 

Atar el talento juvenil, el primer paso

La temporada de los juveniles acabó y, a la hora de hacer balance, el rendimiento individual de muchos futbolistas sobresalió por encima de los colectivos. El Real Oviedo no se puede permitir que su División de Honor sufra tanto para lograr la permanencia, pero esto facilitó el paso adelante de varios jugadores que, a principio de curso, no estaban llamados a ello. Los Osky Menéndez, Charbel González o Pelayo Rey 'Yayo', además de Borja González, todos de primer año, debutaron en la máxima categoría juvenil a lo grande. Además, el Liga Nacional consiguió un título que hacía años que el club no lograba.

De los jugadores ya mencionados, Osky y Charbel estaban vigilados de muy cerca por varias canteras del fútbol profesional. El lateral izquierdo y el lateral derecho, respectivamente, tuvieron un papel decisivo en la salvación del juvenil A y llamaron la atención de otras entidades. Ninguno de ellos, cuando acabó la temporada, tenían contrato con el club azul para la próxima temporada. Y como ellos, varios de sus compañeros de generación. Otros, como los centrocampistas Borja González y Nacho Estrada y el portero Marco Suárez, también muy bien valorados dentro del club, sí tenían asegurada la 21/22.