El Oviedo retiene a su talento juvenil y prepara una asturianización del Vetusta

Pablo Fernández OVIEDO

AZUL CARBAYÓN

Osky, en un partido con el juvenil A del Oviedo
Osky, en un partido con el juvenil A del Oviedo Real Oviedo

El organigrama de El Requexón sigue a la espera de la llegada del nuevo director deportivo, pero ya hay un plan trazado para el filial y los futbolistas sub-18

16 jun 2021 . Actualizado a las 15:57 h.

A la espera de que se oficialice la llegada de Rubén Reyes, próximo director deportivo del Real Oviedo, el club azul continúa dando pasos hacia adelante de cara a la próxima temporada. Mientras que en el primer equipo hay operaciones a las que le falta muy poco para concretarse, la nueva etapa en las categorías inferiores ya está en marcha. 

Atar el talento juvenil, el primer paso

La temporada de los juveniles acabó y, a la hora de hacer balance, el rendimiento individual de muchos futbolistas sobresalió por encima de los colectivos. El Real Oviedo no se puede permitir que su División de Honor sufra tanto para lograr la permanencia, pero esto facilitó el paso adelante de varios jugadores que, a principio de curso, no estaban llamados a ello. Los Osky Menéndez, Charbel González o Pelayo Rey 'Yayo', además de Borja González, todos de primer año, debutaron en la máxima categoría juvenil a lo grande. Además, el Liga Nacional consiguió un título que hacía años que el club no lograba.

De los jugadores ya mencionados, Osky y Charbel estaban vigilados de muy cerca por varias canteras del fútbol profesional. El lateral izquierdo y el lateral derecho, respectivamente, tuvieron un papel decisivo en la salvación del juvenil A y llamaron la atención de otras entidades. Ninguno de ellos, cuando acabó la temporada, tenían contrato con el club azul para la próxima temporada. Y como ellos, varios de sus compañeros de generación. Otros, como los centrocampistas Borja González y Nacho Estrada y el portero Marco Suárez, también muy bien valorados dentro del club, sí tenían asegurada la 21/22.

El Oviedo tenía que actuar y, de momento, ya ha logrado retener a los Osky, Charbel, Yayo (mediocentro) y Mario Fuente (delantero). Todavía faltan más jugadores por renovar su contrato y, desde esta semana, los responsables de El Requexón se están reuniendo con ellos. La idea con esta prometedora generación está clara: acelerar los procesos formativos para que, cuando les toque, estén preparados para dar el salto al primer equipo. Por ello varios de estos juveniles, que serán de segundo de año el próximo curso, realizarán la pretemporada con el Vetusta y no se puede descartar que alguno se quede en plantilla.

La asturianización del Vetusta y la continuidad de Cañedo

Además de la puerta abierta a que varios juveniles del 2004 puedan asomar la cabeza en el filial, el descenso del Vetusta a Tercera División llevará consigo una reestructuración importante en el segundo equipo de la entidad. La idea es seguir reduciendo la edad media de la plantilla y asturianizarla, llamando a filas a muchos jugadores que estuvieron cedidos esta temporada en dicha categoría. También está previsto contar, claro está, con varios futbolistas no asturianos pero que ya tienen contrato con el Oviedo. 

Sin ir más lejos, no existe ninguna cláusula que impida que los tres jugadores que Francesc Arnau dejó fichados hace meses, los exmalaguistas Jesús Hoyos, Mario da Costa y Juan Cruz, jueguen en el filial. No se puede descartar, eso sí, algún tipo de acuerdo para buscar otra solución. Junto a ellos, los asturianos René Pérez (Lealtad) y David Iglesias (UP Langreo) también eran dos nombres fijos en el Vetusta 21/22. El central y el extremo, respectivamente, realizaron una gran temporada en Segunda B y tendrán ofertas para jugar en categorías superiores, pero pertenecen al Oviedo. 

Volviendo al tema de los juveniles, también hay que hablar de los que finalizan su etapa en el fútbol formativo (nacidos en 2002) y a los que, en teoría, todavía les queda un año en División de Honor (nacidos en 2003). Del primer grupo varios pasarán a formar parte del Vetusta, pero es que los defensas Lucas Laso y Miguel Berlanga, del segundo grupo, también podrían seguir el mismo camino. 

La asturianización la completarían esos futbolistas que en la 20/21 jugaron en Tercera cedidos por el Real Oviedo. Muchos lo hicieron con la camiseta del Praviano, club asociado con el Oviedo, pero hay más. Javi Moreno, por ejemplo, defensa que realizó una gran temporada en el Llanes, también podría regresar a El Requexón para reforzar el filial azul.