El juvenil A del Oviedo consigue su primera victoria de la temporada

Pablo Fernández OVIEDO

AZUL CARBAYÓN

Un momento del partido entre el Covadonga y el Real Oviedo
Un momento del partido entre el Covadonga y el Real Oviedo

El División de Honor azul, que fue muy superior al Covadonga durante el primer tiempo, sentenció el partido (1-3) en los instantes finales tras unos minutos de sufrimiento

11 sep 2021 . Actualizado a las 19:58 h.

Como pasó en el debut ante el Deportivo, el juvenil A del Real Oviedo arrancó el encuentro de esta tarde ante el Covadonga con una marcha más que su rival. Pudo sentenciar tras una primera parte notable, pero dejó con vida a un conjunto que en el sintético del Álvarez Rabanal siempre se va a guardar un as en la manga. Los locales recortaron distancias y rondaron el empate, pero esta vez el conjunto de Jaime Arias logró sentenciar el encuentro (1-3) y lograr la primera victoria del curso.

0-2 y pudieron ser más

El cronómetro marcaba el segundo minuto de partido y el Real Oviedo ya había puesto el 0-1 en el marcador. Iván González, cuya posición interior fue la gran novedad del once inicial de Jaime Arias, filtró un pase perfecto a la espalda de los centrales del Covadonga que Mario Fuente, previo regate al portero local, se encargó de materializar. La gente todavía estaba llenando las gradas del estadio ovetense, pero el Oviedo no esperó. El dominio oviedista continuó y tanto Borja González como Iván, con Mario siendo muy superior a los centrales rivales, jugaban a placer entre líneas.

Cuatro acercamientos más o menos claras al área del Covadonga precedieron al 0-2, que llegó en un saque de esquina en el minuto 34. Mario Sánchez devolvió al área un centro pasado y, tras cazar un rebote, Nico Blázquez empujó el esférico a la red. Un córner en el minuto 5 y una llegaba por banda derecha poco antes del gol de Blázquez, ese había sido el balance ofensivo del Covadonga. Ya en el 45', y tras un tiro de Borja desde la frontal que obligó a Hugo Escobar a sacar el brazo, el Cova gozó en las botas de Aarón Garrote de la ocasión más clara del primer tiempo. Marco Suárez paró sin problemas.