El Oviedo vuelve al trabajo con Jirka, pero sigue esperando por Cornud

Pablo Fernández OVIEDO

AZUL CARBAYÓN

Los jugadores del Oviedo, en El Requexón
Los jugadores del Oviedo, en El Requexón Real Oviedo

El conjunto azul completó la primera de las dos sesiones del miércoles. David Costas dio el susto tras un golpe en su rodilla derecha

13 oct 2021 . Actualizado a las 13:52 h.

Dos días de descanso después, el Real Oviedo volvió a la actividad tras el derbi asturiano del pasado sábado. Este miércoles tocaba doble sesión y en la primera, la matutina, Erik Jirka fue la gran novedad del entrenamiento. El eslovaco, baja ante el Sporting por su convocatoria con Eslovaquia, ya forma parte de la dinámica grupal y estará disponible para el encuentro del domingo ante la Real Sociedad B (Reale Arena, 18:15 horas).

El que sigue siendo duda es Pierre Cornud. El lateral francés, baja ante ante Zaragoza y Sporting por unos problemas musculares, no trabajó esta mañana junto a sus compañeros. Tampoco estuvo Luismi Sánchez, al que todavía le quedan unas semanas. José Ángel Ziganda, para completar un entrenamiento que duró una hora y media, tiró del filial y llamó a filas a los defensas Osky y Merayo y al centrocampista Chus Ruiz.

Después del calentamiento, unos ejercicios con balón y una posesión de tres equipos, la sesión finalizó con la disputa de unos partidos reducidos en los que la intensidad fue la gran protagonista. «A fuego, cinco minutos a fuego. Quiero veros jugar cansados. Buscamos eso, trabajar con fatiga», gritaba Ziganda a los suyos. El susto de la mañana lo dio David Costas, que tras un golpe en su rodilla derecha tuvo que marcharse a los vestuarios poco antes de que finalizase la sesión.