Del bochorno a la esperanza

A. SUÁREZ REDACCIÓN

AZUL CARBAYÓN

Borja Sánchez, durante un entrenamiento con el Real Oviedo en El Requexón
Borja Sánchez, durante un entrenamiento con el Real Oviedo en El Requexón Real Oviedo

El Real Oviedo trata de olvidar una eliminación copera que ha dejado heridas y mantener su línea ascendente en el campeonato liguero

04 dic 2021 . Actualizado a las 10:10 h.

No han cicatrizado todavía los daños que dejó la derrota ante el CE Andratx y el Real Oviedo debe afrontar un partido que se presumía factible y que ahora se ve como una trampa, un dardo envenenado, un torpedo que se dirige directamente a la línea de flotación carbayona. La AD Alcorcón, colista, llega al Carlos Tartiere (domingo 18:15) en un momento delicado para los azules en lo anímico.

La eliminación copera no es una novedad. Las formas, el rival y lo exhibido en el terreno de juego, sí. José Ángel Ziganda trató de llevar a cabo un ejercicio de pedagogía en la rueda de prensa de ayer. El preparador navarro no evitó ninguna pregunta y afrontó todas las cuestiones que se le hicieron sobre el mal trago del pasado miércoles. Cuco no eludió su responsabilidad. De hecho, la asumió toda, aunque suya sea solo una parte. Quizá, ni la más grande.

La segunda unidad, bajo lupa

Si de algo se había presumido desde el cierre del mercado veraniego era de haber mejorado notablemente la plantilla. Rubén Reyes, que no comparece públicamente desde el mes de septiembre, afirmó que hubiera firmado la nómina actual de jugadores el día que aterrizó en Oviedo. Tras la debacle en Sa Plana, se han creado dudas sobre la verdadera profundidad y calidad del plantel oviedista.