Pablo Rivero: «El éxito de Cuéntame es que nadie ha querido ser el más guapo»

CULTURA

Se define como un auténtico contador de historias. Da igual si es delante de la cámara o detrás. Por eso de niño jugaba a interpretar «Tiburón» y se inventaba cuentos de camino al cole. Compagina la serie con el teatro, la escritura y el cine. No para

02 feb 2020 . Actualizado a las 11:00 h.

Al poco tiempo de comenzar a hablar con Pablo, ya te olvidas de su apellido. Y se convierte en la típica persona con la que coincides en la barra de una cafetería y que te hace disfrutar de una buena conversación. Es capaz de contarte cualquier episodio de su vida con la normalidad de una persona anónima, que no conoces de nada y que probablemente no volverás a ver. Se le ve un tío normal, pero también camaleónico, que tanto interpreta a Toni Alcántara en Cuéntame, como escribe dos thrillers, uno de ellos a punto de salir, y todo ello lo compagina con el cine y con las tablas. Esas que construyen un escenario de madera pero que dejan mucho poso. Y, sobre todo, mucha cercanía con el público. Así es Pablo, la típica persona con el que estarías hablando toda la tarde.

-Hace dos temporadas que Toni Alcántara ha regresado a «Cuéntame», ¿por qué te fuiste?

-Por diversas razones. En primer lugar tenía el proyecto de escribir mi primer libro, No volveré a tener miedo. Además tenía una gira internacional con una versión de Cien años de soledad. Y un proyecto para hacer Numancia. Con la serie había llegado a un punto de trama en el que estaba muy arriba. Era lo de Tánger, casi muero en una explosión y demás. Y la siguiente temporada fue un poco un refrito de eso. Se repitió mucho, como que el personaje no respiraba, y ya todo era muy intenso, pero no había vida personal. Lo veía todo muy incompatible. Y lo hablé. Sabía que tenía las puertas abiertas y conmigo fueron muy generosos. Y por eso se quedó el personaje abierto con que se iba a Londres. Cuando se incorporó Joaquín Oristrell como jefe de guionistas quiso darle un aire distinto y se reunió conmigo y me contó un poco lo que ha sido la vuelta de Toni. Que lo querían poner como muy celoso, un poco machista, con mucho humor, que volviera a presentar los informativos de TVE... todo lo que me contaba era muy Toni de antes, respiraba el personaje y, claro, no me lo pensé ni un segundo.

-¿Y cómo ha sido esta temporada?

-Ha sido dura porque ya sabes cómo es mi profesión. Que tienes todo o nada. Justo cuando empezamos a ver los guiones me llegó un proyecto en el que era el protagonista con Eusebio Poncela en El sirviente para el Teatro Español y ha sido duro de compaginar. He trabajado mucho. Además estaba escribiendo la segunda novela. Creo que solo he tenido este nivel de estrés con el carné de conducir y con la selectividad. De 18 horas al día. Por suerte, me conozco bien el percal y estudio con mucho tiempo de antelación. Pero una vez terminada la temporada, estoy muy contento.