El K4 500 de Craviotto roza el sueño de Tokio

La embarcación comple el pronóstico y sella su pase a las semifinales del mundial de piragüismo. Pelayo Roza alcanza las finales del K1 500

 Craviotto, Arévalo, Cooper y Germade, en la k4 500
Craviotto, Arévalo, Cooper y Germade, en la k4 500

El equipo español de K4 500, integrado por el asturiano Saúl Craviotto, Carlos Arévalo, Marcus Cooper y Rodrigo Germade, cumplió con los pronósticos y selló su pase a las semifinales de los Mundiales de piragüismo que se disputan en la ciudad húngara de Szeged, tras concluir segundos en su serie eliminatoria. La embarcación española, que busca sellar en la localidad magiar el billete para los Juegos Olímpicos de Tokio, confirmó su condición como uno de los más firmes aspirantes al triunfo, tras firmar en las eliminatorias el segundo mejor tiempo de todos los participantes.

De hecho, los palistas españoles, que lograron un crono de 1:18.10 minutos, tan sólo se vieron superados por el K4 húngaro (1:18.01), con el que protagonizaron este martes un trepidante duelo en la ronda clasificatoria. Una batalla que se decantó por tan sólo 9 centésimas a favor de la embarcación magiar, pese a la remontada que protagonizó el equipo español en el tramo final de la prueba.

Y es que si Hungría aventajaba en 45 centésimas a España al alcanzar el ecuador de la prueba, al llegar la línea de meta los Craviotto, Arévalo, Cooper y Germade habían rebajado su desventaja a tan sólo 9 centésimas. Todo un aviso para los rivales, que son ya conscientes del tremendo final de los palistas españoles.

La clasificación para las semifinales del K4 500 masculino no fue la única buena noticia de la jornada para la delegación española, que festejó la clasificación para la final del C2 500 de Sete Benavides y Antoni Segura y del K1 500 de otro asturiano, Pelayo Roza. Benavides y Segura pelearán por las medallas en el C2 500 tras concluir en segunda posición su serie de semifinales, mientras que Pelayo Roza acreditó su candidatura al título tras sellar su pase a la final con un triunfo en las semifinales.

La representación española metió a otras diez embarcaciones para las semifinales, mientras que Julia Espinosa, en C1 500 y Laia Pelachs y Aida Bouza, en K2 500, se tendrán que conformar con las finales B de sus pruebas.

Comentarios

El K4 500 de Craviotto roza el sueño de Tokio