La depresión que no tumbó a Cori Gauff

La Voz

DEPORTES

HANNAH MCKAY | REUTERS

Detrás de su puesto en octavos de final de Wimbledon con solo 15 años, la tenista escondía la infelicidad de la juventud y las dudas de quien ha vivido una infancia atípica

19 abr 2020 . Actualizado a las 19:47 h.

«Siempre me he preguntado si mi vida hubiera sido mejor o peor sin el tenis». Al habla Cori Gauff, la tenista de 16 años que superó la depresión y las dudas para explotar y triunfar en el último Wimbledon. Su nombre saltó a la fama el pasado verano cuando, con 15 años recién cumplidos, llegó a los octavos de final de Wimbledon dejando por el camino a campeonas como Venus Williams.

Detrás de lo que parecía una historia de felicidad y de unión familiar, siempre bien apoyada por sus padres en pista, se escondía la infelicidad de la juventud y las dudas de quien ha vivido una infancia atípica. La estadounidense desgrana su sufrimiento previo al alzamiento en Wimbledon en una carta publicada en Behind the Racquet, el medio que ha sacado adelante el tenista Noah Rubin para dar voz a los tenistas. «La mayoría de mis amigos iban al instituto», recuerda Gauff. «Sentía como que ellos parecían tan felices siendo 'normales'. Durante un tiempo pensé que eso era lo que quería, pero luego me di cuenta que, como en las redes sociales, la gente no es tan feliz como aparenta. Me costó un año librarme de ese pensamiento».

«No era feliz jugando. Mis padres se esforzaron mucho en que hiciera las cosas normales de la infancia, pero aun así, por ejemplo es complicado estudiar cuando no socializas con otros estudiantes. Creo que este estilo de vida es perfecto para mí, pero no para todo el mundo. Viajar no es sencillo. Tengo dos hermanos y cada vez que me voy, duele. Me pierdo todos los años el cumpleaños de uno de ellos porque coincide con Roland Garros», dijo la estadounidense.