La edil crítica de Xixón Sí Puede dimite tras el carpetazo a la moción de censura

Verónica Rodríguez alega «continuas y profundas desavenencias» con su grupo y atribuye la decisión de apartarse de la moción tomada ayer por la mayoría 'oficialista' en el Consejo Ciudadano a motivos «partidarios y partidistas»

Verónica Rodríguez
Verónica Rodríguez

Gijón

La grieta venía de lejos, y el fracaso de la moción de censura contra Carmen Moriyón ha acabado por convertirla en ruptura definitiva. La concejala de Xixón Sí Puede Verónica Rodríguez, cabeza del sector crítico frente a Mario Suárez del Fueyo en Podemos Xixón, ha presentado esta mañana su dimisión como edil de la formación morada. En un extenso comunicado, atribuye su decisión a las «continuas y profundas desavenencias» con su propio grupo municipal, que se llevaron ayer al extremo en el Consejo Ciudadano donde el sector mayoritario, frente a los 6 votos de los críticos, decidió dar por zanjada la posibilidad de plantear junto a PSOE e IU una moción para sustituir al gobierno municipal de Foro en los meses que quedan hasta las próximas elecciones municipales. El fracaso de la propuesta deja, en principio, manos libres a Foro Asturias para aplicar el Plan Económico Financiero elaborado tras la superación del techo de gasto en 2017; un paquete de medidas que la oposición de izquierdas considera antisociales y cuyo bloqueo era la prioridad programática, de haber prosperado la moción. Verónica Rodríguez, que ya abandonó un pleno para no votar con su grupo modificaciones presupuestarias propuestas por Foro, abandona su cargo un día antes de la sesion en la que se votará el Plan Económico y  Financiero de los casquistas para lo que resta de mandato.

Asamblea «ilegítima»

Verónica Rodríguez arremete en su comunicado contra los dos argumentos centrales esgrimidos por Mario Suárez del Fueyo en la fallida reunión del pasado 4 de julio para rechazar la candidatura de José María Pérez, el portavoz del PSOE, como cabeza de la moción y candidato a la alcaldía: la exclusividad de XsP e IU a la hora de conformar un «gobierno del cambio» y la imposibilidad de sustraerse al mandato de una asamblea -la celebrada el día previo- que Rodríguez considera «ilegítima». Para ella, la moción «a estas alturas de la legislatura no puede ni debe entenderse como un gobierno de cambio» sino como un mero «gobierno de emergencia para sacar a la ciudad de su parálisis y garantizar una serie de medidas urgentes» de cara al gobierno que salga de las elecciones de 2019.

Respecto a la asamblea de Podemos en la que una amplia mayoría apoyó la moción, pero solo si era encabezada por un candidato de Unidos Podemos -que solo podía ser de IU, y Aurelio Martín, ante la negativa de Mario Suárez del Fueyo-, Verónica Rodríguez arguye que esa propuesta ya estaba «descartada» de antemano por el rechazo de IU «y tanto el Secretario General como la comisión negociadora lo sabían, pues habían mantenido una reunión el día anterior con IU de cuyo contenido no informaron previamente a la asamblea». Además, asegura que la «se produjo sin garantías democráticas ya que no se comprobó que tod@s los presentes fueran inscrit@s de Podemos, y sabemos que no tod@s lo eran». «Si como señaló el Secretario General era una votación consultiva, esta no puede convertirse en un mandato imperativo en las negociaciones», añade la exedil morada.

Para ella, la decisión debería haber partido «en última instancia en los inscritos e inscritas de Podemos y que la decisión última debería emanar de la asamblea de XsP», la Candidatura de Unidad Popular (CUP) de la que Podemos Xixón forma parte junto a Equo y otros colectivos: «Así lo defendí durante la campaña electoral de las primarias de Podemos y así lo he defendido en el Consejo Ciudadano Municipal de ayer en el que la propuesta de realizar una consulta sobre la misma cosechó tan solo 6 votos», explica Rodríguez.

Déficit democrático

Rodríguez sitúa este debate en un marco de desavenencias aún más profundo, relacionado con lo que los críticos consideran como un déficit democrático en el funcionamiento de XsP y el sometimiento de sus órganos a los intereses «partidistas» del grupo municipal, que ya llevó a la dimisión de cuatro miembros de la Comisión de Coordinación el pasado abril, antes de las primarias que revalidaron a Suárez del Fueyo en la secretaría general de Podemos Xixón. La exconcejala encabezaba la derrotada candidatura alternativa.

«Lamentablemente las respuestas que se están dando priorizan cuestiones partidarias y partidistas a las necesidades de la mayoría social de esta ciudad. La nueva política no vino para dar respuestas en clave de lógicas partidarias sino en clave popular y en este momento avanzar en la moción de censura es una necesidad imperiosa para la mayoría social de nuestra ciudad», argumenta en su comunicado la ya exconcejala, para quien «llegar a 2019 con la propuesta de Plan Económico Financiero de Foro es comprometer los avances sociales para los próximos años y encorsetar las políticas económicas para un largo periodo».

Proyecto «fallido»

Verónica Rodríguez apela también a argumentos de fondo relacionados con los tres años transcurridos desde la llegada de Xixón Sí Puede a la corporación. Dice sentirse «responsable» de la incapacidad de XsP para «levantar una alternativa municipalista que significara un cambio en la manera de hacer política» favoreciendo la participación ciudadano y rompiendo «relaciones clientelares». «Lejos de esto hemos repetido viejos clichés de la política que veníamos a cambiar», diagnostica.  

«Fui fundadora de esta organización y me he dejado la piel por levantar una alternativa popular de transformación, pero no puedo compartir ni defender desde un papel institucional los derroteros que se han emprendido desde Podemos en esta ciudad», concluye Verónica Rodríguez, que considera inclumpidas sus aspiraciones de «avanzar en la construcción de un mundo más justo e igualitario» y que, por tanto, renuncia «a seguir siendo parte de un proyecto» como Xixón si Puede que considera «fallido».

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

La edil crítica de Xixón Sí Puede dimite tras el carpetazo a la moción de censura