Lucas tendrá que esperar a septiembre para saber si irá al cole con su hermana

El consejero transmite su «implicación personal y emocional» a los padres del pequeño con Down cuya matrícula fue rechazada en el Martínez Torner, y asegura que se está buscando un auxiliar educativo

El pequeño Lucas Parrondo Suárez
El pequeño Lucas Parrondo Suárez

Gijón

Lucas Parrondo Suárez, el pequeño gijonés con síndrome de Down al que la consejería de Educación denegó la matrícula en el mismo colegio que su hermana, tendrá que esperar hasta septiembre para conocer «la mejor solución posible» a su situación. A ello se ha comprometido el consejero de Educación, Genaro Alonso, en el curso de una reunión de hora y media con los padres del pequeño, Carmen Suárez y José Manuel Parrondo, que ha tenido lugar en la mañana de hoy en la sede de la Consejería, en Oviedo. Según la madre de Lucas, tanto Alonso como con el Secretario General Técnico, Vicente Hoyos, y el director general de Ordenación Académica, Francisco Óscar Laviana, les han transmitido su «implicación personal y emocional» en la resolución de un caso que ha trascendido a asociaciones autonómicas y nacionales, ha implicado a partidos políticos e incluso espera ser atendido por el Defensor del Pueblo. La familia exige que el pequeño sea admitido en el colegio Martínez Torner de La Calzada, al que ya asiste su hermana, y no al Príncipe de Asturias -en el mismo barrio, pero en otra zona escolar-, al que fue trasladada su matrícula por falta de auxiliar educativo en el primer centro.

«Se nos han ofrecido varias posibilidades: buscar auxiliares disponibles en otros coles y moverlos, algo que al parecer ya han hecho y de momento no es posible; ver la posibilidad de que el colegio se comprometa a hacer las funciones del auxiliar hasta que haya uno disponible o crear otra plaza, algo que nos han dicho que llevaría un par de meses por lo menos», comenta Carmen Suárez. La opción definitivamente descartada es la del traslado de su hermana, Elsa, de 6 años, al Príncipe de Asturias, una alternativa que ya fue informalmente sugerida a la familia y por la que el consejero ha preguntado a Carmen y José Manuel. «Dijimos claramente que no, que esa opción no la contemplamos», subraya la madre de Lucas.

Mientras tanto, el recurso de alzada ante el consejero interpuesto ante la falta de respuesta a las primeras gestiones de Carmen y José Antonio sigue -según les han confirmado- su curso administrativo. Puede que la respuesta les llegue antes, incluso, de boca del consejero en una reunión que se celebrará a primeros del próximo mes, y en cualquier caso antes de que se inicie el día 10 de septiembre, el curso escolar.  «Si es verdad, si no fue solo por tantearnos y 'comernos la oreja', sí hemos visto voluntad de resolver la situación. Si fue solo por tenernos más tranquilos y que dejemos el tema, eso no va a suceder» anticipa Carmen Suárez, convencida de que Lucas «no se escolarizará hasta que no tenga su auxiliar en el colegio». En el Martínez Torner, por descontado.  

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

Lucas tendrá que esperar a septiembre para saber si irá al cole con su hermana