Monchu García: «La decisión de poner una candidata del aparato estaba tomada»

El edil y representante del sector «crítico» del PSOE gijonés responsabiliza a la Ejecutiva del fracaso de la negociación de un candidato de consenso y anuncia su renuncia a apoyar a ninguno de los presentados

Monchu García
Monchu García

Gijón

El sector crítico del PSOE gijonés no solo no ha presentado candidatura sino que no apoyará a ninguna de las tres que ayer se inscribieron para las primarias de las que saldrá el nombre que aspirará a recuperar la alcaldía en las municipales del próximo año. El concejal socialista gijonés José Ramón García, Monchu, ha tomado la palabra tras el silencio de los últimos días para anunciar que la corriente de militancia que encabezó en las pasadas primarias -y que salió derrotada por un estrecho margen- no está dispuesta a tomar parte como tal en el complicado proceso que encara la Agrupación Local gijonesa. «Eso ahondaría la división», ha asegurado el edil, muy crítico con el modo en que el se han desarrollado y resuelto las fracasadas negociaciones para alcanzar un candidato de consenso con el sector al frente de la Ejecutiva que preside Iván Fernández Ardura. Los críticos garantizan que no serán «cómplices de una división» en una Agrupación «en la que ha habido paz y la va a seguir habiendo» desde las últimas primarias.

Sobre la renuncia a presentar candidato asegura que fue «una decisión complicada, pero acertada». Mucho más después del enfado que provocó la asamblea de apoyo a la candidata Ana González el pasado lunes. «Fue un día duro y tuvimos que gestionar el enfado», admite García que, no obstante, prefiere el paso atrás a la promoción de una candidatura «que mostrase división y mermase las posibilidades de éxito electoral del partido». Cree que estas, a pesar de todo, siguen siendo «buenas», pero que hubiese sido mejor concurrir con un candidato de consenso a «un espacio político fragmentado» que exige el salir con una posición muy sólida». ¿Se ha debilitado por lo sucedido? «Era una oportunidad para cohesionar el partido y salir fortalecidos ante la ciudad y ante aquellos a quienes vamos a pedir el apoyo electoral, y creo que se ha perdido», diagnostica Monchu García.  

Sin revanchas

Considera que hubiese sido positivo a esos efectos mostrar que «aquellos que habíamos representado maneras diferentes de entender el partido podíamos llegar a un acuerdo para pensar que una persona podía representar mejor los intereses de la ciudad era positivo» «Que no se haya dado no sé si va a tener una trascendencia negativa, pero no va a tener la positivdad que hubiera tenido el acuerdo. Desde luego, útil no fue», anticipa Monchu García. La corriente de la que forma parte también ha renunciado para desmontar la posible impresión de que se buscaba una «revancha» frente al resultado de noviembre de 2017: una lógica «endogámica» que rechaza.

Monchu García ha asegurado que las conversaciones se iniciaron directamente a petición suya y que su actitud ha sido la de «abrir puertas constantemente y poniendo nombres encima de la mesa para que el acuerdo sea posible». Aunque algunos de esos nombres fueron aceptados en las conversaciones mantenidas durante la última semana, el concejal cree que «la decisión de poner una candidata del aparato estaba tomada», algo que rechaza porque «uno no llega a una mesa de acuerdo para no ceder nada».

Del mismo modo, el edil ha justiciado la elección de propuestas como la independiente de Geles García Álvarez para «facilitar la cohesión del partido» buscando «fuera» de él. Ha invocado, apoyando ese razonamiento, el recuerdo de las candidaturas de alcaldes José Manuel Palacio y de Vicente Álvarez Areces, «y las cosas no salieron mal». «Hablamos con muchas personas; no sé con cuántas han hablado ellos», explica García, que defiende a la independiente rechazada como «una persona que entendemos que defiende los valores de este partido» desde el «compromiso social, vinculada a barrios, comprometida con lo público».

Candidatos

Su rechazo, aparte de la inesperada candidatura de José Ramón Tuero, deja la elección entre un candidato que «pertenece a la ejecutiva pero no tiene el apoyo del aparato» -Tino Vaquero- y «otra tiene el apoyo del aparato y forma parte de la ejecutiva autonómica». El primero fue puesto sobre el tapete de la negociación por los 'críticos', pero fue rechazado por el aparato. «Los motivos habrá que preguntárselos a otros», ha indicado García.

Finalmente, y de cara al tenso proceso que acaba de abrirse en el PSOE gijonés, Monchu García anima a la participación. Hace además hincapié en que ni él ni el sector que encabezó están «en contra de las primarias». Todo lo contrario, asegura: «El proceso de primaria es bueno y positivo, vino para quedarse y que mejore, esperemos que incluso se puedan hacer abiertas» «enfrentados modelos de partido diferentes».

Comentarios

Monchu García: «La decisión de poner una candidata del aparato estaba tomada»