Moriyón lega a la próxima corporación la decisión de qué hacer con Tabacalera

La alcaldesa asegura que el edificio, que lleva 5 millones ya invertidos, quedará «en perfecto estado de revista» aunque quedan al menos 8 meses de trabajos en el momento en que se reanunden las obras, hoy paralizadas

Tabacalera.El edificio de Tabacalera, visto desde el cerro de Santa Catalina, con Gijón al fondo
El edificio de Tabacalera, visto desde el cerro de Santa Catalina, con Gijón al fondo

Gijón

Foro deja el eificio de la antigua Tabacalera consolidado. Qué hacer con él será cosa de la próxima corporación. Así lo ha dicho hoy la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, quien considera que el Gobierno local ha cumplido con el objetivo y que los que vengan tendrán que determinar sus «usos futuros», después de que hayan transcurrido sus dos mandatos sin cumplir la planificación inicial y dos prórrogas sobre la planificación inicial, con unos 5 millones de euros ya invertidos. Según la última de ellas, las obras de consolidación se tendrían que haber rematado hace un año pero permanecen de hecho paralizadas desde el pasado septiembre, a la espera de un modificado de obra. «Por más que queramos no puede ir más deprisa», ha argumentado, sobre el hecho de que fuera necesario un modificado de obras, debido a los vestigios arqueológicos encontrados durante la reforma, haya obligado a paralizar los trabajos desde el pasado mes de septiembre.

Moriyón, según recoge EFE, ha recalcado que «no era previsible» el tiempo que pudieran llevar las obras ya que se desconocía «qué hallazgos se podían encontrar» y ha anticipado que, al igual que «en otros aspectos importantes de la ciudad», será necesario «un gran acuerdo de la Corporación» para decidir los usos ante un proyecto de «extraordinaria importancia».

Preguntada por si se podría repetir en Gijón los usos que se están dando a otros antiguos edificios de Tabacalera, ha incidido en que este es «singular y no equiparable» a otros, ya que «cuenta la historia de Gijón» desde su pasado romano hasta la reconversión industrial y contiene «elementos que hay que preservar», además de tener una protección alta. Moriyón ha valorado que se lograse financiación para las obras -que suman ya unos 5 millones de euros-,  y ha resaltado que «lo importante es que este edificio no quedara en el olvido», que se ha frenado su deterioro y se han evitado «daños irreversibles».

En cuanto a las obras de consolidación, el arquitecto redactor y encargado de la obra, Román Villasana, ha apuntado que se está pendiente del modificado de la obra, que implica, entre otras cosas, que la fachada recoja los vestigios que se encontraron. Sobre esta cuestión, la responsable del servicio de Arquitectura del Ayuntamiento gijonés, Lara Castro, ha explicado que el modificado se incluyen los requerimientos del Consejo de Patrimonio, al tiempo que en el complementario de obras se suprimieron trabajos que condicionaban la segunda fase, como pueda ser el pladur.

Una vez que se tenga consolidado definitivamente el edificio, quedará abierto «a cualquier posibilidad». Se espera que las obras puedan reanudarse «a la mayor brevedad», según Villasana, que ha indicado que los trabajos durarían después unos ocho meses.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Moriyón lega a la próxima corporación la decisión de qué hacer con Tabacalera