La sede central de TSK en Gijón crece con un nuevo edificio para 250 empleados

La empresa de ingeniería refuerza su presencia en el Parque Científico y Tecnológico y añade una nueva instalación a las que posee también en Madrid, Vitoria y Colonia

Nuevas instalaciones de TSK en el Parque Científico y Tecnológico de Gijón
Nuevas instalaciones de TSK en el Parque Científico y Tecnológico de Gijón

Gijón

TSK crece en el Parque Científico y Tecnológico de Gijón. La empresa asturiana de ingeniería estrena un nuevo edificio, anexo al ya existente en el polígono empresarial de la Milla del Conocimiento, con capacidad para 250 personas en la sede central del grupo, que se une a la red de instalaciones que la compañía ha abierto en la última década, y que viene a sumarse a las de Madrid y Vitoria -centradas en el campo de la energía y oil&gas- y en Colonia, dedicado a las energías renovables. La nueva construcción refuerza, según destacan fuentes de la empresa, el peso estratégico y la eficiencia e innovación de sus instalaciones en Gijón.

Con el nuevo edificio, y según destacan fuentes de la empresa, TSK concentra en su sede central capacidad para más de 750 profesionales en un complejo donde, además de las dependencias de trabajo, se ha cuidado la habitabilidad y la conciliación, con jardines y patios y diversos servicios para los empleados, incuyendo dos cafeterías, un gimnasio, un auditorio y un centro de formación; todo ello en un entorno de gran luminosidad concebido conforme a las certificaciones más exitentes para ahorrar el máximo ahorro de energía.  Destaca, en este sentido, un sistema inmótico que, además de otras funciones, regula la intensidad de la iluminación según la presencia de usuarios y la luminosidad existente, además de controlar el sistema de climatización en base a criterios de ocupación y temperatura exterior bajo un sistema de control diseñado por la propia empresa.

El nuevo edificio amplía el complejo donde TSK centraliza el control en tiempo real y 24 horas al día de sus plantas de energía en 10 países. El sistema permite detectar al instante cualquier incidencia, corregir su comportamiento en remoto o en coordinación con los equipos locales, así  registrar y analizar la información operativa de la planta y sus subestaciones y líneas de alta tensión. TSK es pionera, además, en la incorporación de tecnologías de Realildad Virtual y Realidad Aumentada y en sistemas de automatización y macroanálisis de datos conforme a los diseños de producción de la industria 4.0, basada en conceptos de fabricación inteligente con procesos interconectados a través del internet de las cosas

TSK recuerda, además, que su apuesta por la I+D, a través de una de las mayores inversiones en Asturias en este concepto, y en su aportación de valor a la industria asturiana, en una posición de referencia que refuerza el edificio ahora inaugurado.

Comentarios

La sede central de TSK en Gijón crece con un nuevo edificio para 250 empleados