Gijón ante el 26M: ocho partidos en pugna ante un final de ciclo

J. C. G. GIJÓN

GIJÓN

Ayuntamiento de Gijón
Ayuntamiento de Gijón

La campaña arranca en con más aspirantes que nunca a ocupar los 27 puestos de concejal en el pleno gijonés tras el final del doble mandato de la forista Carmen Moriyón

10 may 2019 . Actualizado a las 09:00 h.

El 20 de mayo casi todo el mundo sabrá por fin quien se encarama al final al Trono de Hierro, a qué precio, con cuánto poder y en base a qué pactos y renuncias. Habrá terminado un ciclo de ocho años desde que el culebrón más adictivo de la historia iniciase su largo ciclo televisivo. Una semana después, como todos los municipios españoles, Gijón sabrá quién tiene recibido mayor respaldo de los vecinos y vecinas para acceder a la alcaldía en un nuevo mandato y estará, en principio, en mejor disposición para relevar a Carmen Moriyón, cerrando definitivamente otro ciclo de ocho años, este local y mucho menos turbulento. Pero eso no significará el final de la incertidumbre. Salvo sorpresas casi tan poco esperables como un dragón sobrevolando la bahía de San Lorenzo -o como el primer mandato de Moriyón-, el nombre del sucesor o sucesora de la alcaldesa que ha encadenado dos gobiernos de Foro en el municipio no se conocerá de inmediato. Habrá que esperar pactos.

Esta vez son ocho los partidos que esperan poder sentar a sus representantes en el salón de plenos municipal tras la campaña con mayor dosis de incertidumbre -al menos, estadística- sobre lo que puedan deparar las urnas el 26 de mayo en el concejo. Y, por consiguiente, sobre el futuro inmediato de la mayor ciudad de Asturias, donde 226.679 electores están convocados a decidir en nombre de 271.843 habitantes y donde la corporación dice adiós a 17 de sus 27 concejales.

Foro Gijón

Foro intentará defender la continuidad del legado de Moriyón y lanzar a la vez un mensaje de renovación tras un segundo mandato en el que la oposición ha castigado una y otra vez las defensas de los casquistas con acusaciones de ineficiencia, apatía, falta de brío inversor y decaimiento en el tono vital de la ciudad. Al exdirector de la Feria de Muestras y debutante en política Álvaro Muñiz le corresponde poner rostro a ese cambio de aires; un rostro, por cierto, bien conocido en la ciudad que puede demostrar no poco tirón entre cierto perfil de votantes de cierto Gijón a la derecha, pero no demasiado a la derecha.