«Él nunca pierde la sonrisa, pero sus hermanas y yo nos los podemos encontrar por ahí», dice la madre de Germán

Yolanda Fernández carga contra la decisión judicial de dejar en libertad a los cuatro imputados por la agresión al joven gijonés. El abogado de la familia alerta del riesgo de fuga de los acusados

Yolanda Fernández, madre de Germán, el joven gijonés agredido
Yolanda Fernández, madre de Germán, el joven gijonés agredido

Redacción

La madre de Germán Fernández no da crédito a la decisión judicial de dejar en libertad a los cuatro imputados por la agresión a su hijo, Germán, que le dejó graves secuelas físicas. «Entiendo que la prisión preventiva sea de dos años, pero que hubiesen hecho el juicio primero», clama Yolanda Fernández en declaraciones a la TPA, que afirma que su hijo «no tiene libertad porque ellos se la cortaron». Pese a que su hijo no le de tanta importancia a este hecho, ella y las hermanas viven esta decisión con otro estado de ánimo completamente distinto. «Dice que están en la calle pero no le pueden ver. Él es feliz, nunca pierde la sonrisa, eso es lo que me aporta, pero sus hermanas y yo nos los podemos encontrar por ahí», lamenta la progenitora. El abogado de la familia, Gonzalo Botas, alerta del riesgo de fuga de los cuatro acusados, y ha solicitado que se mantenga a prisión preventiva al menos un año más.

La familia de Germán Fernández ha recurrido ante el juez el auto de libertad de los cuatro jóvenes investigados por la agresión sufrida por el joven, de la que se cumplirán dos años este mes, en una zona de ocio de Gijón, y ha solicitado que se mantenga la prisión preventiva durante un año más al considerar que existe riesgo de fuga al afrontar penas de hasta 15 años de prisión. El letrado ovetense Gonzalo Botas, que está personado como acusación particular en el procedimiento, ha presentado ya los recursos de reforma y subsidiarios de apelación contra el auto de libertad y medidas cautelares acordadas por el juez de instrucción número 5 de Gijón a favor de I.F., D.M., A.P. e I.M.

El abogado sostiene en los escritos, a los que ha tenido acceso EFE, que la libertad acordada, al haberse cumplido el plazo máximo de dos años de prisión preventiva, no es causa justificada ante el riesgo de fuga, que se incrementa por tratarse de personas jóvenes que al no tener por su edad el «suficiente arraigo» pueden sustraerse de la justicia «con suma facilidad». A juicio del letrado, el riesgo está «más presente» en la actualidad que cuando se acordó inicialmente la medida de prisión preventiva y se hablaba de un delito de lesiones ya que, en función del resultado y las circunstancias, se ve ahora agravado al posicionarse la acusación particular como un delito de homicidio en grado de tentativa que conlleva penas de entre 10 y 15 años de prisión.

Botas alega que el auto de libertad no contiene «razonamiento alguno» y de forma «sorpresiva», añade, tras dos años de instrucción, el juez decide «sin razonar» que los cuatro jóvenes que han salido de la cárcel ya no tienen responsabilidad penal tras el sobreseimiento de la causa seguida contra ellos. El abogado ha interpuesto también un recurso de apelación contra el auto de sobreseimiento de los cuatro investigados I.F., D.M., A.P. e I.M. para quienes sigue pidiendo que sean investigados en su calidad de cómplices.

Botas interesa que se mantenga la imputación contra I.A., Y.V.R., J.A. y R.A.H. como presuntos autores materiales, los únicos que continúan ingresados en el Centro Penitenciario de Asturias. Germán Fernández, de 26 años, sufrió una agresión en la madrugada del 13 de julio de 2017, en la calle Pedro Duro, en la zona de Fomento, en Gijón, que le ha dejado secuelas neurológicas de extrema gravedad. La víctima permaneció ingresada dos meses en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Central de Asturias (HUCA) y ha seguido rehabilitación en diversos centros, donde ha tenido que empezar de nuevo a aprender funciones básicas, como andar y hablar. El abogado Botas mantiene que Germán Fernández fue víctima de una agresión «múltiple», independientemente de «cuál fue el golpe determinante» de las graves lesiones que sufrió y pide que no se minimice el papel que han jugado cada uno de los ocho jóvenes en la «paliza» que recibió la víctima.

Valora este artículo

0 votos
Tags
Comentarios

«Él nunca pierde la sonrisa, pero sus hermanas y yo nos los podemos encontrar por ahí», dice la madre de Germán