Ciudadanos fía la negociación presupuestaria a no crear un IBI diferenciado

Solo así estarían dispuestos a negociar el resto de subidas de tasas y precios públicos

Edificios en venta y alquiler en el centro de Gijón
Edificios en venta y alquiler en el centro de Gijón

La Voz

El grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Gijón ha condicionado la negociación de los presupuestos y ordenanzas fiscales para 2020 a que el gobierno local retire su propuesta de crear un IBI diferenciado. El concejal de Ciudadanos Rubén Pérez Carcedo ha explicado en rueda de prensa que Cs ha enviado este lunes un escrito a la concejala de Hacienda, Marina Pineda, en el detalla su propuesta, por lo que ahora «la pelota está en manos del gobierno».

Si el equipo de gobierno acepta la iniciativa, la formación naranja estaría dispuesta a negociar los presupuestos y el resto de subidas de tasas y precios públicos, como las que afectan a la subida del precio del agua, a los servicios de municipales de limpieza y al patronato deportivo municipal.

Pérez Carcedo ha explicado que Cs quiere lograr unas ordenanzas fiscales »moderadas» que mantengan una baja presión fiscal y no perjudiquen la actividad económica y la generación de empleo como, a su juicio, sucedió con las ordenanzas negociadas entre Foro y Podemos, informa Efe.

Además, ha explicado que su «línea roja» es el IBI diferenciado porque no va a ser progresivo, repercutirá en hosteleros, comerciantes, pymes con oficinas en inmuebles afectados y ciudadanos, ya que se verán afectados edificios municipales.

Afectará a la actividad económica de la ciudad, a su capacidad para captar inversiones y a casi todos los edificios del parque científico tecnológico, ha advertido Pérez Carcedo, que, por el contrario, apuesta por que la política fiscal haga de Gijón un sitio atractivo para invertir.

Además, ha considerado que el ingreso adicional de 1,5 millones de euros que va a generar es una cantidad muy pequeña, ya que supone el 0,5 por ciento del presupuesto municipal.

Comentarios

Ciudadanos fía la negociación presupuestaria a no crear un IBI diferenciado