Paralizado el desahucio de La Camocha: Mari se queda

Decenas de personas apoyan a la PAH para detener el desalojo de la vecina del poblado minero

;
Un centenar de personas evita el desahucio de una mujer de 72 años en Gijón La vecina ha dado las gracias a todos los que la han ayudado a seguir en su vivienda

Gijon

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca ha paralizado este lunes la ejecución del desahucio de la viuda de un minero que habita desde hace décadas en régimen de alquiler una de las viviendas del Poblado de La Camocha. Decenas de personas se concentraron a primera hora de la mañana a las puertas de la vivienda, ubicada en el portan número 3 del Patio Composteros, e impidieron de manera pacífica la ejecución de la orden de desahucio, informa Efe.

La vivienda forma parte del poblado minero, que fue construido hace medio siglo por Mina la Camocha para arrendarlo a sus trabajadores, y está habitada por la viuda de un minero, Mari Carmen, de 72 años, que ha sufrido dos ictus.

Según ha informado la PAH, este desahucio se ha ordenado por una deuda que «está pagada», porque la mujer abonó el IBI, pese a que no le obliga el contrato, pero el dinero le fue devuelto por la administración concursal de Mina La Camocha.

Varios vecinos se enfrentan a posibles desahucios después de que la administración concursal, que gestiona la disolución de la sociedad tras el cierre de la explotación en diciembre de 2007, incorporara estas viviendas como activos de la compañía destinados al pago de acreedores.

Al grito de «Mari Camen no se va», «este desahucio lo vamos a parar» y «desahucian al obrero rescatan al banquero», los manifestantes recibieron a la comitiva judicial que no pudo acceder al inmueble. A la concentración han asistido la diputada de Unidas Podemos en el Congreso, Sofía Castañón; los diputados regionales Daniel Ripa y Rafael Palacios, y el exdiputado en la Junta General del Principado, Antón Saavedra, entre otros dirigentes políticos y sociales.

Mari Carmen ha declarado ser viuda de un minero, haber perdido una hija que falleció a los 27 años y sufrido dos ictus y estar dispuesta a permanecer en la casa donde ha vivido los últimos 50 años. Un portavoz de la PAH ha informado de que el pasado viernes se presentó en el juzgado un recurso que no fue admitido.

Manolita y Nair: la luchadoras septuagenarias de La Camocha

J. C. Gea

Dos vecinas del poblado minero que nunca habían participado en movilizaciones llevan la lucha conta los desahucios a otros puntos de conflicto social de España y hacen suyas las revindicaciones de otros colectivos

Manuela Rodríguez Gallego tiene 74 años. Nair Ernestina Carvalhar, tres más. Viven desde hace medio siglo largo en La Camocha, y este año les ha cambiado la vida. En los últimos meses han viajado como nunca antes, y no precisamente a destinos subvencionados para pensionistas. Han conocido a más gente de la que nunca habían conocido, se han puesto ante micrófonos y cámaras, han conversado con líderes políticos o sindicales e incluso se han plantado frente a agentes antidisturbios dos veces más jóvenes y casi tres veces más grandes que ellas. Detrás de las pancartas o pancarta en mano, se las ha visto desfilar y corear consignas en las movilizaciones de los taxistas en Madrid, los trabajadores de los astilleros bilbaínos, las trabajadoras de Ayuda a Domicilio en Gijón, los pensionistas, las jóvenes estudiantes feministas o más recientemente, en las concentraciones de los trabajadores de Alcoa. Tampoco nunca antes de ahora habían recibido tantas visitas en casa ni tantos mensajes personales de gente que hasta hace bien poco no conocían más que a través de los medios. Han recibido el apoyo de políticos como Pablo Iglesias e Irene Montero, cuyos mellizos tienen en el ajuar «unas chaquetinas»  tejidas por Manolita y pronto tendrán «unos trajecitos» regalo de Nair. ¿Qué ha sucedido para que la vida les cambie así a estas dos vecinas de La Camocha?

Seguir leyendo

Comentarios

Paralizado el desahucio de La Camocha: Mari se queda