Crimen machista en Gijón: el asesino de Lorena Dacuña le asestó 20 puñaladas

El detenido, que tenía tres denuncias previas por malos tratos, pasará mañana a disposición del Juzgado de Violencia sobre la Mujer

El presunto autor del asesinato de Lorena Dacuña, José Manuel Sánchez
El presunto autor del asesinato de Lorena Dacuña, José Manuel Sánchez

Gijon

La autopsia ha revelado que Lorena Dacuña, la octava mujer víctima de un crimen machista en España en lo que va de año, recibió 20 puñaladas. El presunto autor del asesinato y expareja de Lorena Dacuña, José Manuel Sánchez Merino, se aseguró de que estaba muerta esperando diez minutos mientras la mujer agonizaba, según el programa de Telecinco Ya es mediodía.

Sánchez Merino fue detenido por la Policía Nacional ayer sobre las 18.45 horas en el piso del centro de Gijón en el que se escondía. Su paradero era desconocido desde que el pasado lunes familiares de la víctima encontraron el cadáver en su casa de La Calzada, después de haber sido advertidos por la empresa de limpiezas en la que Lorena era empleada de que no había acudido a trabajar.

El presunto autor del crimen permanece detenido en las dependencias policiales de la comisaría de El Natahoyo y pasará mañana a disposición del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Gijón. El detenido, que tenía tres denuncias previas de otras tantas mujeres por malos tratos, había sido pareja de Lorena Dacuña durante ocho años hasta que ella decidió poner fin a la relación el pasado noviembre. Familiares de la mujer asesinada han explicado que probablemente ella no supiera que su expareja tenía antecedentes como maltratador.

La primera denuncia por maltrato que consta en el historial del detenido la había interpuesto su exmujer, con la que tuvo seis hijos, y las otras dos, con mujeres diferentes, se zanjaron con trabajos en beneficio de la comunidad, según la TPA. Lorena Dacuña no había interpuesto denuncia previa, pero sí había hecho saber a su entorno más cercano que su expareja la acosaba a través de las redes sociales hasta el punto de que acabó bloqueándole, algo que según los familiares pudo haber sido un detonante para el trágico desenlace. Compañeras de la víctima, que conocían con más detalle cómo había sido la relación y la ruptura, le habían recomendado que interpusiera una denuncia. 

El asesinato pudo haberse producido en la noche del sábado, puesto que es cuando se despidió de una amiga con la que había salido ese día y porque el detenido faltó a su trabajo como camarero desde el pasado domingo. La Policía sospecha que él pudo acecharla y sorprenderla al aparcar su coche cerca de su casa, amenazándola con el cuchillo que se encontró con posterioridad en la vivienda. 

La detención de la expareja de la víctima se produjo 48 horas después del hallazgo del cadáver de Lorena Dacuña. Los investigadores de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) y de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) que se hicieron cargo del caso desplegaron un amplio dispositivo de búsqueda para dar con su paradero, aunque desde un principio tenían vigilado el piso en cuyo portal finalmente le detuvieron. Aprovecharon que salió a un bar cercano para, a la vuelta, detenerle en el portal.

La Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género ha confirmado esta mañana que se trata de un crimen machista. El Gobierno del Principado, el Ayuntamiento de Gijón y la Delegación del Gobierno en Asturias han convocado hoy a las 20 horas una concentración de condena en la plaza Mayor. El Ayuntamiento de Gijón ha declarado tres días de luto.

«Siempre hay que lamentar una muerte violenta pero cuando hablamos de violencia de genero hay un componente que va más allá, que añade un plus de crueldad y de ataque a los derechos humanos de las mujeres. En este caso el propio derecho a la vida por el hecho de ser mujer y de haber roto una relación y por pensar que Lorena era de su propiedad y que no era una mujer libre que podía tomar sus decisiones», ha indicado la alcaldesa de Gijón, Ana González, que ha confiado en que esta tarde se llene la plaza del ayuntamiento para manifestar respeto a la familia y la total repulsa a la violencia machista

 El 016 atiende a todas las víctimas de violencia machista las 24 horas del día y en 51 idiomas diferentes. Los menores también pueden dirigirse al teléfono de la Fundación ANAR 900 20 20 10, y los ciudadanos que sean testigos de alguna agresión deben llamar al 112.

Comentarios

Crimen machista en Gijón: el asesino de Lorena Dacuña le asestó 20 puñaladas