Marín: «Me da vergüenza ajena el cariz que ha tomado el PP de Asturias»

Marcos Gutiérrez GIJÓN

GIJÓN

Mariano Marín, expresidente de la Junta Local del PP de Gijón
Mariano Marín, expresidente de la Junta Local del PP de Gijón jl cereijido | EFE

El expresidente del PP de Gijón habla con La Voz de las tensiones «irrespirables» con la dirección regional del partido que han desembocado en su baja de la formación

03 mar 2021 . Actualizado a las 10:07 h.

Mariano Marín (Gijón, 1963) anunciaba esta semana su decisión de darse de baja del Partido Popular ante las «amenazas», el «acoso» y el «boicot» que está sufriendo por parte de la dirección regional que, a su juicio, se ha transformado en «un circo de fieras». No en vano, el Comité de Derechos y Garantías del PP de Asturias ha acordado abrirle un expediente disciplinario tras la petición de amparo realizada por 40 miembros de la junta directiva. Es un capítulo más de la larga lista de desencuentros y polémicas de la que los populares gijoneses parecen no poder salir desde hace años. En esta entrevista concedida a La Voz de Asturias, Marín explica que se siente «avergonzado del cariz que ha tomado el PP en Asturias en los últimos años» y acusa a la presidenta regional de la formación de tener una verdadera «obsesión» por «tomar Gijón de cualquier manera». Cree que el ambiente en el partido «se vuelve irrespirable en el momento en que Teresa Mallada es designada presidenta del Partido Popular en Asturias».

--Después de haber tomado la decisión de darse de baja del PP, ¿pesa más la sensación de liberación, tristeza, frustración, decepción...?

--Yo no pedí está situación, pero tengo que hacerle frente cuando entiendo que se está atacando a mi vida personal y profesional, además de a mi prestigio y reputación. Llegó un momento en el que tuve que reaccionar y no de la manera que a mí me gusta. Pero no me quedaba otra. Desde el punto de vista personal, notas un cierto alivio, pero, por otro lado, lo que no me gusta es que yo tenía un compromiso con este partido, unos años de mi vida y muchas horas que le restas a tu trabajo profesional y que, en los últimos años, no eran retribuidas ni mucho menos. Me siento avergonzado del cariz que ha tomado el PP en Asturias en los últimos años. Me da vergüenza ajena. Yo he estado trabajando para que esto saliera adelante y en cuatro meses han cambiado las cosas y se ha convertido en algo que no califico ni de partido. Es una organización de unos señores que tienen unos intereses personales y se escudan detrás de unas siglas para satisfacerlos.