Pon dátiles en tu vida

Estos frutos dulces están repletos de nutrientes y, con moderación, pueden convertirse en un excelente tentempié o acompañante de tus platos

El azúcar ha pasado a convertirse en uno de los principales enemigos a combatir entre quienes intentan mantener una dieta saludable. La cantidad máxima de azúcar aconsejada, según la OMS, es de 25 gramos diarios y en España consumimos una media de 100 gramos al día.¿Son los dátiles una alternativa saludable?

Puede que este fruto sea uno de los más dulces que podemos encontrar, pero su alto contenido en glucosa se compensa con un también sustancioso contenido en fibra. Esto hace que, en realidad, los dátiles sean un alimento de bajo índice glucémico y no se manifiesten incrementos significativos de los niveles de azúcar en la sangre después de su consumo. Su azúcar es además de origen natural, es decir, no se asemeja en sus efectos al añadido industrialmente. Tampoco hay que olvidar que otro de los puntos fuertes de los dátiles es que proporcionan cantidades amplias de nutrientes como vitaminas B, K, calcio, hierro, magnesio, potasio, zinc y manganeso. Podemos afirmar entonces que estos frutos no son una simple bomba de azúcar o calorías vacías. Aunque su aporte energético a partir del azúcar sigue siendo elevado, siempre será mejor tomar 25 gramos de dátiles que 25 de azúcar.

Apto para todo tipo de recetas sin culpabilidad

Aunque estamos bastante familiarizados con este fruto dulce, solemos verlo más a menudo como apetitivo durante el mes de diciembre (los clásicos dátiles envueltos en bacon son un elemento básico en muchas mesas navideñas). Pero se trata de un alimento increíblemente versátil que se puede comer solo y crudo -como cualquier fruta- y que combina igualmente bien con otros productos como el queso, las carnes o los vegetales. En desayunos este fruto puede ser muy interesante para endulzar el café o el té de manera natural, por ejemplo, con esta pasta elaborada a base de dátiles que se disuelve como la miel al entrar en contacto con un líquido caliente. Para platos principales resulta ser un acompañamiento perfecto y se emplea en ensaladas, platos de pasta, risottos o acompañando carnes como el cordero o el solomillo de cerdo.

En postres, los dátiles pueden ayudar preparar suculentas recetas dulces (bizcochos, tartas, galletas...) que nada tienen que envidiar a las que no son tan saludables. También pueden complementar muy bien a las frutas como la manzana, para que su consumo sea más apetecible; y por su alto contenido calórico y nutricional, son además un alimento ideal para las personas que practican ejercicio de forma habitual. Si este es tu caso, anímate a preparar tus propias barritas energéticas de cacahuete y dátiles para antes o después de entrenar. Verás como estos frutos (con moderación) se convierten en una dulce y saludable fuente de energía.

Más sobre gastronomía saludable en
La Salud Sabe Bien.

 

Comentarios

Pon dátiles en tu vida