Por qué combinar legumbres y cereales es una gran opción para llenarse de proteínas

Se recomienda consumir legumbres tres o cuatro veces por semana. Si lo ves inviable, sigue leyendo porque con estas recetas no te costará nada

Las legumbres son uno de los alimentos clave de la dieta mediterránea. Las alubias, las lentejas, los garbanzos o los frijoles se utilizan en todos los rincones del mundo para elaborar platos tan emblemáticos como el hummus, los burritos mexicanos o tan populares como la fabada o el cocido madrileño. Según la FAO, «son una fuente rica en proteínas y aminoácidos esenciales» y expertos en nutrición recomiendan que la mitad de las proteínas que ingerimos a diario procedan de las legumbres. Y, si es posible, consumirlas tres o cuatro veces por semana.

Además de destacar la elevada concentración de proteínas y fibra en las legumbres, la FAO también resalta el tándem ganador que forman al consumirlas junto con los cereales. Las combinaciones son, además de deliciosas, potencialmente nutritivas: lentejas con arroz, garbanzos con cuscús, frijoles con arroz… y así tantas combinaciones como fichas de dominó hay. Si hablamos de formatos, el abanico es también enorme: ensaladas, caldos, menestras, harinas… imposible aburrirse de consumirlas.

Y… ¿sabías que los cacahuetes son legumbres? Aunque su composición nutricional se asemeja más a un fruto seco, el cacahuete es realmente una semilla que procede de una leguminosa. Además de proteínas y aminoácidos, en las legumbres se encuentran todo tipo de nutrientes como hidratos de carbono, fibra, vitaminas del grupo B y minerales como el calcio, el magnesio, el fósforo o el hierro y, aunque en pequeñas proporciones, también agua.

Combinaciones ganadoras de legumbres

Llega el momento de remangarse en la cocina. ¿Con qué combinar las legumbres? Proponemos tres platos para diferentes momentos: picoteo, merienda y plato principal. Como snack, un paté de lentejas y setas con pimientos asados. Es muy fácil de elaborar y, además, suele sorprender a quien lo prueba por su combinación de sabores.

Para una merienda o un almuerzo informal está la opción del perrito vegano de garbanzos y arroz. Como toppings, llevan zanahoria y guisantes -otra legumbre-, por lo que es la mejor forma de disfrutar de un plato saludable con apariencia de clásico hotdog.

Y si lo que buscamos es un plato principal saludable e ideal para consumir en el trabajo o llevar a la playa nuestra propuesta es un salteado de garbanzos y quinoa con vinagreta de cacahuete. Además de llevar dos tipos de legumbres -garbanzos y cacahuete- y un cereal -quinoa-, se complementa con pollo, tomate y varios aderezos para que la vinagreta de cacahuete le dé un toque más que especial.

Más sobre gastronomía saludable en
La Salud Sabe Bien.

 

Comentarios

Por qué combinar legumbres y cereales es una gran opción para llenarse de proteínas