Es un ingrediente más que conocido por su sabor pero cuyos orígenes son un misterio para muchos consumidores

Si algo tiene el curry es que es muy característico tanto por su sabor como por su color. La primera palabra que asociamos al curry es India, pero si preguntamos qué es el curry,  ¿qué responderías? ¿Es una especia? ¿Un condimento? ¿O quizás una salsa? No os rompáis la cabeza: es todo eso y más.

Remontémenos a los orígenes. La palabra curry proviene de «kari» en la lengua un grupo étnico nativo de la India denominado tamil. Para un ciudadano indio, un curry es cualquier guiso de verduras, carne o pescado acompañado de arroz y salsa mientras que en Occidente asociamos el curry a una mezcla de varias especias. Lo que ocurrió fue que en la época de la colonización británica a los ingleses les gustó tanto esta salsa como las dificultades que se encontraron para replicarla, sobre todo porque las hojas del árbol del curry perdían el aroma demasiado rápido. Por tanto, optaron por crear una mezcla de diferentes especias cuyo resultado final acabó comercializándose con el nombre de curry. Así pues, el curry es en este lado de la tierra ese producto que reúne todos los matices de la salsa original. Y quien dice salsa, dice estofado o dice especia. Porque, al final, si hay algo que define al curry más que a su formato es su sabor característico.

Cierto es que tampoco hay una receta magistral del curry, ya que hay tantas versiones como recetas. Lo que sí suelen llevar la mayoría es comino, canela, jengibre, cilantro, nuez moscada y cúrcuma en mayor o menor proporción. Luego hay opción a hacerlo más o menos picante o más o menos aromático con especias del tipo azafrán, comino, cardamomo o guindilla.

Al igual que su sabor, destacamos su versatilidad. Por eso hoy os traemos tres recetas para que os animéis a probar diferentes versiones de platos con dos denominadores comunes: el curry y la facilidad de las elaboraciones.

Nuestra propuesta para abrir boca es un Curry de boniato, pollo, brócoli y coliflor. Se trata de un plato de cuchara reconfortante, con un toque picante y lleno de sabor para días en los que hay que remontar el ánimo con un plato que levante el entusiasmo del comensal.

Para quienes son algo perezosos a la hora de preparar pescados está dirigida esta receta, que casa a la perfección con cualquier pescado blanco y ayuda a dar sabor y jugosidad incluso si el pescado es congelado. Esta receta de Guiso de pescado al curry lleva leche de coco, pero si no se dispone de ella se puede sustituir perfectamente por nata baja en materia grasa.

También podemos optar por unos Pimientos rellenos de curry de garbanzos, un plato ligero y muy saludable, con alto valor nutricional: ideal para todas aquellas personas que disfrutan con las legumbres en su estado casi más natural. Ya sabes que las legumbres ayudan a reducir el colesterol o controlar el peso: te sobran razones para cocinar este estupendo plato.

Más sobre gastronomía saludable en
La Salud Sabe Bien.

¡A freír espárragos!

La Voz

Nada mejor que abrir boca para este artículo desvelando de dónde procede la famosa expresión «Vete a freír espárragos». Hay que remontarse al siglo XIX para conocer la procedencia. La expresión se refiere a la intención de querer tener a alguien ocupado el mayor tiempo posible y evitar así su molesta compañía. Mandándole a freír espárragos se aseguraba tenerlo entretenido durante un rato con una tarea nada necesaria pero que a los demás permite perderle de vista.

Bien, ya sabido esto, ¿qué son los espárragos y qué nos aportan? Pertenecen a la familia de las plantas herbáceas junto con la cebolla, el ajo y el puerro y en nuestra cesta de la compra entran dos variedades bien diferenciadas: los verdes (o trigueros) y los blancos. La diferencia entre uno y otro, además de su color, es que los blancos no están expuestos a la luz solar ya que crecen bajo tierra y, por tanto, carecen de clorofila. Justo lo contrario ocurre con los verdes, que crecen de forma silvestre y sí realizan el proceso de fotosíntesis al recibir luz solar directa.

Seguir leyendo