Reinventar las recetas clásicas de nuestras abuelas para crear un plato sabroso y exitoso que triunfará en todas las reuniones con familiares y amigos

Hay una serie de recetas tradicionales que van pasando de generación en generación y las albóndigas son una de ellas. Además de ser un comodín que gusta tanto a pequeños como a mayores, estas pequeñas bolas llenas de sabor se ha convertido en un clásico que nunca pasa de moda. Cada vez que pensamos en albóndigas, indirectamente nos las imaginamos de carne ya que la carne picada suele ser el ingrediente principal. Es muy habitual encontrarnos hoy en día albóndigas ya envasadas en el supermercado, pero para alargar la vida útil del alimento suelen agregarles conservantes. 

Aunque, como hemos dicho, las más comunes son las albóndigas de carne, podemos elaborarlas con otros ingredientes que nos dejarán con la boca abierta. Una buena opción es añadir verduras a nuestras recetas. Una alternativa atrevida, con un resultado sencillamente espectacular, son las albóndigas de berenjena. Este vegetal rico en fibra y antioxidantes es uno de los menos consumidos, pero debemos saber que brinda grandes aportes al cuerpo y la salud, por lo que incluirlo en nuestra dieta debe ser fundamental.

Si eres más fan de los sabores del mar, hay muchas recetas de albóndigas con pescados como el bonito del norte. Y si te gusta innovar con el marisco otra opción para estas bolitas puede ser unas fantásticas albóndigas de langostino y rape. Son ingredientes que quizás ya estemos acostumbrados a usar, pero con estas ideas podemos mezclarlos para dar un toque diferente a las clásicas albóndigas.

Todas las recetas de este tipo las podemos acompañar con una guarnición para que sirvan como plato único. Las albóndigas son una opción fácil y que te garantizarán un resultado triunfal. Eso sí: hay que tener cuidado al cocinarlas porque el éxito está en esta parte; el punto de cocinado es imprescindible. Podemos dejarlas jugosas o, por el contrario, si se nos secan, nos será más complicado comerlas. Lo que no cabe duda es que, la opción de albóndiga que escojamos, nos dará la oportunidad de conseguir un plato de diez que nos hará quedar como auténticos anfitriones.

Más sobre gastronomía saludable en
La Salud Sabe Bien.

 

Omega-3 ¿Consumes el suficiente?

LA VOZ

Hace unas semanas salía a la luz un estudio del Instituto de Investigación de Ácidos Grasos (FARI) en colaboración con el Centro Médico Cedars-Sinai en Los Ángeles y en el condado de Orange (Estados Unidos), que sugiere que un alto índice de omega-3 en sangre puede ayudar a reducir la mortalidad de los pacientes con covid-19. Sabemos que los alimentos no son milagrosos, pero una dieta equilibrada es fundamental para poder disfrutar de una buena salud y, en concreto, estos ácidos grasos resultan esenciales para el organismo, ya que intervienen en funciones vitales.

Seguir leyendo