Nuestra propuesta de menú navideño saludable se compone de entrante, plato principal y postre

Las Navidades son fechas complicadas para todo. Compras, organizar comidas y cenas, envolver regalos, conciliar trabajo y familia… son solo algunas de las tareas que nos ocupan en los últimos días del año. La más complicada, pero a la vez más ilusionante, es la de planificar la cena de Nochebuena -junto con la comida de Navidad- y más aún en el contexto de inestabilidad que vivimos con cambios en las medidas sanitarias que afectan a temas como número máximo de comensales o distancia de seguridad entre ellos.

Como nosotros estamos aquí para facilitar la vida de nuestros lectores y no para enredarla, hemos recopilado una serie de recetas de fácil preparación y de alto valor nutricional para que disfrutes de todos los sabores de la Navidad sin remordimientos.

Entrante

Copa de aguacate y nueces

No hay nada como empezar un menú con un toque de frescor. Es el caso de este plato cuya versatilidad también podría ubicarlo en el pase de los postres pero que en esta ocasión hemos decidido proponer como entrante. Se trata de una copa de aguacate y nueces repleta de grasas de las buenas y que aporta cremosidad y un toque crunchy a la vez. Lo mejor es que apenas lleva unos minutos prepararla y sus aportes nutricionales ayudan a reducir el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular.

Plato principal

Pitu de Caleya con bogavante

El pollo de corral con bogavante es una combinación ganadora, sobre todo en fechas especiales. Combinar un producto de siempre como es un pollo con un marisco especial como es el bogavante resulta en un equilibrio perfecto para saciar a comensales tradicionales e innovadores. Esta receta de Cefe es su propuesta asturiana con nuestro tradicional Pitu de Caleya y bogavante.

Comenzamos dorando el Pitu de Caleya en una olla con aceite, sal y pimienta blanca. Dejamos que se dore bien por ambos lados y lo retiramos del fuego. En esa olla incorporamos las cebollas junto con los puerros picados, y agregamos sal y dejamos pochar. Cuando tengamos las verduras medio cocinadas, añadimos el Pitu y el tomate rallado. A continuación, agregamos el brandy y le damos un hervor. Cubrimos con el caldo de pollo y dejamos que se cocine hasta que esté bien tierno.

Mientras el pollo se cocina, colocamos una olla con agua y sal. Introducimos el bogavante y cuando rompa a hervir lo dejamos cocer durante 10 minutos. No conviene dejarlo más ya que se va a terminar de cocinar con la salsa a posteriori.

Una vez cocido el Pitu de Caleya, lo retiramos. Con las verduras y la salsa, trituramos hasta conseguir una crema fina. Un gran consejo de Cefe es añadir a esa crema una parte del caldo de haber cocido el bogavante. Finalmente, se machacan ajos y almendras para incorporarlos a la salsa.

Ahora toca cortar el bogavante al gusto: en rodajas, longitudinal… y dejarlo cocinar junto con el pitu durante cinco minutos más. ¡Y listo para degustar junto con la salsa!

Postre

Bombones Ferrero Rocher caseros y saludables

No hay Navidad que se precie sin una buena mesa dulce. Sin embargo, es fácil caer en los excesos y acabar sintiéndose culpable y con el estómago pesado. Para poder solucionarlo, lo ideal es darle una vuelta de tuerca a algunos postres para poder disfrutarlos en una versión más saludable.

Es el caso de los clásicos bombones Ferrero Rocher que hoy vamos a elaborar en versión casera con únicamente cinco ingredientes y 15 minutos: avellanas, cacao en polvo, dátiles, sal y chocolate negro al 70% sin azúcares añadidos. El truco está en picar muy bien parte de las avellanas y triturar muy bien los demás ingredientes para conseguir una masa uniforme y consistente. Una vez preparadas estas dos elaboraciones comienza el proceso: cogemos una porción de masa, le ponemos dentro una avellana entera y le damos firma de bolita. A continuación pasamos la bolita por las avellanas picadas hasta que quede bien rebozada y las colocamos en una bandeja. Así repetimos hasta que se termine la masa y lo introducimos en la nevera al menos 30 minutos. Pasado ese tiempo, ya solo quedaría derretir el chocolate negro e ir pasando todas las bolitas por él con ayuda de unos tenedores. Dejamos que el chocolate se solidifique y volvemos a dejar en la nevera hasta el momento más esperado: el de la degustación.

¡Buen provecho y Felices Fiestas!

Más sobre gastronomía saludable en
La Salud Sabe Bien.

Recetas navideñas para sacar todo el partido a los alimentos de temporada

La Voz

Mariscos y pescados reinan cada año en las mesas de las familias españolas. Es una ocasión para degustar esos productos reservados a momentos especiales. Cocinarlos sin grandes elaboraciones es, por supuesto, una opción que nunca falla. Sin embargo, el cuerpo a veces nos pide saborear con creatividad y dar rienda suelta a la imaginación en los fogones. En el artículo de hoy queremos ahorrarte la parte de pensar y te proponemos unas recetas la mar de vistosas -nunca mejor dicho- para que ese plato especial se convierta en memorable.

Seguir leyendo