Algunos componentes más saludables convierten tus copas en bebidas especiales para compartir por todas y todos en cualquier tipo de eventos y celebraciones

Un cóctel refrescante para no perecer ante las altas temperaturas del verano siempre apetece, y si tomamos algunas pautas mínimas, es posible preparar una copa totalmente saludable.  

Muchas veces el consumo de este tipo de bebidas está asociado a la ingesta de elevados porcentajes de alcohol y, por consiguiente, de calorías vacías para el organismo. En términos nutricionales, los alcoholes destilados aportan pocos o ningún nutriente para nuestros cuerpos. De hecho, una verdad de perogrullo para los que cuidan de la alimentación diaria, es que menos azúcar y menos alcohol es sinónimo de menos calorías. Esta es una de las razones clave por la cual las personas con dietas estrictas y alimentación saludable solemos huir de los cócteles tradicionales. 

Los tips que te daremos a continuación pueden hacer que tus copas sean más saludables y, de esta manera, puedas disfrutar de una bebida refrescante en tus vacaciones veraniegas. 

Para hacer copas healthy lo más básico es combinar bebidas de bajo contenido de alcohol. Además, resulta imprescindible añadir materias primas cien por ciento naturales y de temporada como las frutas y verduras, prescindiendo de azúcares refinados y procesados. 

Estos componentes más saludables a los cócteles los convierten, incluso, en bebidas especiales para compartir por todas y todos en cualquier tipo de eventos y celebraciones familiares o de amistades. 

Por tanto, un primer consejo es la utilización de elementos naturales como frutas y verduras. En verano las frutas de temporada como las fresas, el mango, los melocotones, la sandía o el melón acompañan de una forma especial las bebidas.

Además, si te gusta la innovación y quieres explorar toda una gama novedosa de sabores podrás utilizar verduras como el pepino, la zanahoria, el calabacín o el apio fresco, todas estas altamente valoradas por sus propiedades beneficiosas para la salud. 

También es posible emplear la remolacha para darle un toque más dulce a la copa. Del mismo modo, si quieres endulzar bien tu bebida, emplea la miel o azúcar moreno en sustitución del azúcar refinada. 

Para que tu cóctel sea más saludable evita poner alcohol, porque en pocas cuantías no condiciona una ingesta calórica de forma excesiva. Además, a decir de los expertos en el tema, esto propicia que se mantengan las propiedades beneficiosas de las frutas y verduras que combinemos en la bebida. 

Si necesitaras añadir algún tipo de refresco, es mejor que lo hagas con los de tipo light, los cuales aportan muy pocas calorías y tienen un gran porcentaje de agua, este último componente imprescindible para combatir la deshidratación ante las altas temperaturas. 

Por tanto, si disminuyes el consumo de los azúcares refinados y el volumen alcohólico, además de añadir una buena combinación de frutas y verduras, no solo conseguirás disminuir el aporte calórico, también lograrás que tu copa sea una perfecta manera de compartir con los tuyos de una forma sana. 

  

Más sobre gastronomía saludable en La Salud Sabe Bien.

 

«Smoothies» sí, pero sin pasarse

La Voz

Los smoothies parecen haber entrado en nuestras vidas para quedarse. Son los batidos naturales de moda y han proliferado hasta el punto de convertirse en un elemento imprescindible de nuestra alimentación. Encuentras en internet centenares de recetas. Abren nuevos establecimientos que te los preparan sobre la marcha. Las dietas saludables suelen incluírtelos como sustitutivo de alguna comida. Si eres fan de las bebidas de moda pero tienes alguna duda sobre sus efectos, estamos a punto de resolvértela. Lo que debes tener claro es que no puede sustituir toda la ingesta de frutas y verduras enteras y que, como todo, abusar siempre es negativo.

Seguir leyendo