Los grandes beneficiados con la sentencia del Calatrava

El ayuntamiento deberá pagar 20 millones que se repartirán entre grupos empresariales, entidades bancarias y administraciones públicas

Palacio de Congresos de Oviedo, obra de Santiago Calatrava
Palacio de Congresos de Oviedo, obra de Santiago Calatrava

Redacción

La sentencia del Calatrava deja vencedores y vencidos. Los grandes perjudicados son los contribuyentes ovetenses, que con sus impuestos tendrán que sufragar en 2018 una parte de los excesos cometidos durante la época del PP en la alcaldía. No es nuevo, el año pasado ocurrió lo mismo con Villa Magdalena y otros proyectos como los de Rodríguez Cabezas o las reformas en el Auditorio siguen atando de pies y manos las actuaciones del gobierno municipal. En segundo término, la medida afecta al tripartito -formado por Somos, PSOE e IU- puesto que las inversiones previstas para este año sufrirán un hachazo por el pago de una deuda que ellos no generaron. Los grandes favorecidos por la decisión del Tribunal Supremo son los acreedores de Jovellanos XXI, empresa promotora del Palacio de Congresos que acabó en concurso. Entre los beneficiados se encuentran grupos empresariales liderados por sagas asturianas, entidades bancarias y administraciones públicas.

El siguiente paso para que el proceso concluya definitivamente es que se fijen los intereses -que rondarán los dos millones- y una vez que se sepa la cifra exacta, el ayuntamiento tendrá que modificar el presupuesto para hacer frente al pago. A partir de ahí, los acreedores empezarán a cobrar. El primero que lo hará será el administrador concursal, la sociedad Lexaudit Concursal S. L. P., cuyos honorarios superan los 300.000 euros.

Una vez anuladas las hipotecas del Banco Santander sobre la cesión del Palacio de Congresos, son 25 las personas, empresas y administraciones que figuran en la lista de acreedores. Junto al nombre de cada una de ellas, se acompaña el total de créditos pendiente, aunque eso no significa que sea la cantidad que van a recibir cada uno de ellos, puesto que la suma total quintuplica los 20 millones que tendrá que pagar el ayuntamiento. Será el administrador concursal el que determine la cifra que percibirá cada uno. Esta es la lista:

-Banco Español de Crédito: 61,4 millones

-Inversiones Ferbal (Alberto Lago González es el administrados único) : 19,4 millones 

-CMC XXI (Familia Cosmen): 19,4 millones

-DLC-IPEZSA: 2,1 millones

-Instalaciones y Proyectos Electrónicos Zapico: 1,9 millones

-Agencia Tributaria: 1,1 millones

-Compañía de Inversiones y construcciones: 692.000 euros

-Alberto Lago González: 679.000 euros

-José Francisco Cosmen Adelaida (fallecido en 2013): 679.000 euros

-Riofabar: 404.000 euros

-Grupo Tabitenor: 227.000 euros

-Ayuntamiento de Oviedo: 177. 000 euros

-El Vasco XXI (cuyo administrador único es Jovellanos XXI): 125.000 euros

-General de Mantenimiento Integral: 78.500 euros

-Mapfre seguros: 66.000 euros

-Viajes El Corte Inglés: 20.000 euros

-Fiaga S.A: 8.800 euros

-Schindler: 7.500 euros

-Asociación de Impacto Ambiental: 5.100 euros

-Macrocomunidad de propietarios Buenavista: 2.500 euros

-Duonet Ingeniería y Comunicación: 874 euros

-Banco Herrero: 765 euros

-Tesorería General Seguridad Social: 624 euros

-Soluciones informáticas Dig: 262 euros

-Alonso y Rodríguez copiadoras: 139 euros

De esta relación de nombres se concluye que los grandes beneficiados son dos sagas empresariales asturianas. Los Cosmen y los Lago. Los primeros tienen participación en parte de las empresas acreedoras, entre ellas CMC XXI, que es una de las que más recibirán. En cuanto a la segunda, además de ingresar una parte por sus empresas, entre ellas Inversiones Ferbal, Alberto Lago González también figura como acreedor a título personal. Resulta irónico que el Ayuntamiento de Oviedo, que será el que tenga que pagar 20 millones, aparezca como acreedor. Eso sí, la cantidad que perciba será ridícula en relación a la cantidad que tendrá que abonar.

Este listado responde a la pregunta formulada por Ana Taboada, vicealcaldesa de Oviedo, quien además de denunciar los «desmanes» de la época de Gabino de Lorenzo en el ayuntamiento, también aseguraba que «es importante saber quién se va a beneficiar y a dónde van a ir a parar esos 20 millones». «Hay familias que han gobernado en la sombra esta comunidad autónoma y parece que todavía siguen haciéndolo», afirmó Taboada en unas declaraciones con las que dejó claro su malestar.

Comentarios

Los grandes beneficiados con la sentencia del Calatrava